El Parlament debatirá la próxima semana dos leyes sobre la neutralidad del espacio público

Reunión De La Mesa Del Parlament
EUROPA PRESS
Publicado 13/11/2018 16:40:22CET

BARCELONA, 13 Nov. (EUROPA PRESS) -

El Parlament celebrará la próxima semana un pleno que debatirá, entre otras cuestiones, dos proposiciones de ley de Cs y PP que buscan garantizar la neutralidad del espacio público y de las administraciones.

Así lo ha informado la Cámara en un comunicado, después de que la Mesa y la Junta de Portavoces haya acordado el orden del día del pleno del miércoles 21 y jueves 22.

Cs y PP presentaron estas iniciativas en junio y el pleno deberá votar si superan el trámite para que continúen su tramitación en comisión, o bien si acepta las enmiendas de retorno que han presentado JxCat y ERC, lo que haría decaer ambas leyes.

La proposición de Cs exige pedir permiso a la administración competente para colgar simbología en el espacio público, como lazos amarillos, e incluye una modificación de la ley del cuerpo de los Mossos d'Esquadra para que garanticen la neutralidad.

La del PP establece que las instituciones deben utilizar los símbolos oficiales reconocidos por la Constitución y el Estatut, y propone que se apliquen sanciones y multas en caso de incumplir esta normativa.

ORDEN DEL DÍA

El pleno comenzará, como es habitual, el miércoles a las 10 con la sesión de control al Govern y al presidente de la Generalitat; y el Síndic de Greuges, Rafael Ribó, presentará su Informe correspondiente al 2017.

En el orden del día también se ha incluido el debate a la totalidad del proyecto de ley vitivinícola de Catalunya, que presenta el Govern, y una proposición de ley del PSC de memoria democrática de Catalunya.

Además, los grupos presentarán interpelaciones a los consellers y se votarán ocho mociones, entre las que destaca una de Cs sobre el trato de los presos en las cárceles catalanas.

Fuentes parlamentarias han explicado que la Mesa y la Junta de Portavoces han rechazado incluir en el pleno un Debate de Política General como pedía Cs, al oponerse la mayoría independentista en el órgano director.