Los partidos tienen hasta el lunes para registrar sus grupos parlamentarios en el Congreso

España.- Bronca en el Congreso por las distintas formas de acatar la Constitución, con PP, Cs y Vox protestando
EUROPA PRESS
Publicado 21/05/2019 19:49:06CET

JxCat podrá librarse de seguir en el Mixto si la nueva Mesa hace una interpretación laxa del Reglamento

MADRID, 21 May. (EUROPA PRESS) -

Los partidos y coaliciones con presencia en el Congreso han empezado ya a registrarse como grupos parlamentarios, pero no será hasta la próxima semana, previsiblemente el martes día 28, cuando la Mesa de la Cámara les dé su visto bueno para quedar formalmente constituidos.

Siete formaciones --PP, PSOE, Unidos Podemos y sus confluencias, Ciudadanos, Vox, ERC y el PNV-- tienen ya garantizado contar con grupo propio gracias a los resultados obtenidos en las elecciones del 28 de abril. A ellos se puede sumar el de Junts, si la nueva Mesa que preside Meritxell Batet, hace una interpretación laxa del Reglamento.

A partir de la constitución de la Cámara, los partidos cuentan con cinco días hábiles para crear sus grupos parlamentarios. Según han informado a Europa Press fuentes parlamentarias, algunos de los que lo tienen más claro ya han empezado a registrarse aunque tendrán de plazo para hacerlo hasta el lunes, 27 de mayo.

DOS VÍAS POSIBLES

El Reglamento establece que todos los partidos que tengan 15 o más escaños podrán constituir grupo, requisito que cumplen el PSOE (123), el PP (66) Unidos Podemos y sus confluencias (42), Ciudadanos (57), Vox (24) y ERC (15).

Pero hay una segunda vía para constituir grupo propio: superar los cinco diputados y el 5% de los votos en todo el país o el 15% en todas las circunscripciones en las que se concurre. Esta fórmula le vale al PNV que tiene seis asientos y rebasa con creces el 15% de los votos en las tres provincias vascas.

La coalición Junts (JxCat, PDeCAT y Convergència), por su parte, cuenta con siete escaños, pero se quedó el 12,05% de los votos en Cataluña. En concreto, superó el 15% tanto en Girona (22,44%) como en Lleida (20,73%), pero no llegó a ese porcentaje en Barcelona (10,13%) ni en Tarragona (12,25%). Así las cosas, sólo podrá evitar volver a estar en el Grupo Mixto si la nueva Mesa del Congreso hace una interpretación flexible de las normas de la Cámara.

En la anterior legislatura, el PDeCAT sacó 8 escaños pero no llegó al 15% en toda Cataluña (se quedó en el 13,92%), lo que supuso su estreno en el Mixto.

COLABORACIÓN ENTRE ERC Y BILDU

También necesitarán 'manga ancha' de la Mesa del Congreso los cuatro diputados de EH Bildu si quieren no repetir en el Mixto. La coalición abertzale selló con ERC un acuerdo de colaboración antes de las generales e incluso llegaron a hablar de compartir grupo, una opción que ahora sin embargo no contemplan.

Pero su pueden optar por que ERC preste al menos un diputado a la formación independentista vasca para que llegue a cinco y luego el parlamentario prestado vuelva al grupo de Esquerra. Aún así seguirían teniendo el obstáculo del porcentaje.

En las elecciones del 28 de abril, Bildu logró 16,70% de los votos en todo el País Vasco, pero sólo superó el 15% en Guipúzcoa (23,42%) quedándose rozando el 14% en Álava y con el 13,38% en Vizcaya, mientras que en Navarra obtuvo un 12,77% y ningún escaño.

Si la Mesa aceptara sus argumentos y tanto Junts como lograran esquivar el Mixto, quedaría uno de estos grupos más reducidos de la historia con tan sólo cuatro formaciones y seis diputados. El único precedente de un Mixto tan pequeño se dio entre 1993 y 1996, cuando tuvo seis miembros.

Con toda seguridad formarán parte del próximo Grupo Mixto Coalición Canaria (dos diputados), Navarra Suma (otros dos), el único representante de Compromís y el del Partido Regionalista de Cantabria, que por primera vez ha tiene representación en la Carrera de San Jerónimo.

VENTAJAS POLÍTICAS Y ECONÓMICAS

Tener grupo propio supone grandes ventajas políticas, económicas y de medios. Quien lo constituye tiene garantizada su representación en todas las comisiones parlamentarias, en la Diputación Permanente y voz propia en la Junta de Portavoces y capacidad para intervenir en todos los debates en igualdad de condiciones; mientras que dentro del Grupo Mixto hay que repartirse tiempos de intervención y asientos en las comisiones.

En las sesiones de control, tener grupo propio posibilita entrar en los cupos de preguntas e interpelaciones al Gobierno, así como ventajas a la hora de incluir sus proposiciones no de ley en los plenos, pero en el Grupo Mixto todo ese 'pedazo de tarta' debe distribuirse a partes iguales.

En el plano económico, por ejemplo, durante la anterior legislatura las fuerzas políticas que se constituyeron en grupo recibieron en el Congreso una subvención fija de 28.597,08 euros mensuales y otra variable, en función del número de diputados componían el grupo, que ascendía a unos 1.645,49 euros mensuales por escaño. El sistema en el Senado es idéntico, aunque varían las cantidades.

Además, sólo habiendo conseguido grupo parlamentario propio se puede acceder al cobro de las subvenciones por envío gratuito de propaganda electoral durante la campaña. Y las ventajas se prolongan para las siguientes elecciones, porque los que ahora lo consigan tendrán opción a presencia en los futuros debates electorales y planes de cobertura informativa de los medios públicos.

Contador

Para leer más