Actualizado 09/03/2009 13:46 CET

Pasa a planta tras recuperar la consciencia el joven que fue agredido el pasado día 28 en Valladolid

La letrada del presunto autor, que permanece preso, presentó hoy recurso de apelación solicitando su puesta en libertad

VALLADOLID, 9 Mar. (EUROPA PRESS) -

El joven de 28 años Ignacio C.Ll, quien resultó gravemente herido el pasado día 28 de febrero al ser agredido por un grupo de jóvenes en la zona de Cantarranas, en Valladolid capital, se encuentra ya en planta del Hospital Clínico Universitario tras recuperar la consciencia.

El agredido, que desde entonces permanecía ingresado en la UCI del referido centro sanitario, tras haber quedado en coma debido a la fractura craneal y el coagulo de sangre que presentaba, recuperó la consciencia y pasó ya este fin de semana a planta, con lo que evoluciona de sus lesiones, según informaron a Europa Press fuentes familiares.

Sin embargo, el joven asegura no recordar nada de lo ocurrido aquella noche en Cantarranas, donde se produjeron dos peleas entre varios grupos de jóvenes después de que dos de ellos atacaran verbalmente a una chica y el lesionado saliera en su defensa.

El letrado que representa a la familia del agredido, y que hasta el momento no había podido personarse en la causa debido a que Ignacio C.Ll. seguía inconsciente y no había autorizado tal personación, anunció a Europa Press su propósito de solicitar de inmediato al Juzgado de Instrucción número 4, en el que ha recaído la investigación de lo sucedido, que le dé por personado en las diligencias como acusador particular.

Por su parte, la letrada defensora del supuesto agresor, el joven de 18 años Ismael R.R, quien el pasado día 5 de marzo ingresó en prisión por delito de lesiones, presentó hoy recurso de apelación ante la Audiencia de Valladolid solicitando la libertad provisional de su patrocinado, según informaron a Europa Press fuentes jurídicas.

Éste se personó voluntariamente en la Comisaría de Delicias días después de los hechos, concretamente el día 3 de marzo, no para entregarse sino para presentar denuncia por haber sufrido a su vez lesiones esa noche. El joven mantiene que se limitó a defenderse, pese a lo cual resultó con distintos golpes y erosiones en la cara y los labios.

Llegó a presentar la correspondiente denuncia pero acto seguido quedó detenido y fue puesto más tarde a disposición del Juzgado de Instrucción número 4 de Valladolid, cuyo titular decretó su ingreso en prisión provisional, comunicada y sin fianza.