Pastor (PSE-EE) dice a los "fascistas de nuevo cuño" que las casas del pueblo seguirán funcionando

Actualizado 20/10/2007 16:49:09 CET

BILBAO, 20 Oct. (EUROPA PRESS) -

El secretario general de los socialistas vizcaínos, José Antonio Pastor, condenó "de forma enérgica" el ataque sufrido la pasada noche por la sede social del PSE-EE del barrio getxotarra de Las Arenas y advirtió a "los fascistas de nuevo cuño que tratan nuevamente de amedrentar a las sociedad vasca y en primera línea a los socialistas vascos", que las casas del pueblo seguirán abiertas.

Pastor se desplazó esta mañana hasta el local atacado, donde achacó este atentado a una reacción contra las detenciones de kale borroka que han tenido lugar hace escasos días y recordó a la mujer herida leve en el mismo. Estos actos, según dijo, "no van a cambiar la actitud de los socialistas en defensa de la libertad".

Por ello, lanzó un mensaje "de tranquilidad" a la ciudadanía señalando que el Estado de derecho "va a a funcionar y se va a detener a los culpables de este nuevo atentado, en el que afortunadamente no ha habido más que una herida leve". "En cualquier caso, -añadió- podría haber producido daños bastante más graves".

Por otro lado, señaló a "este grupo de fascistas del mundo de ETA que serán incapaces, una vez más, de condenar este atentado, que no van a conseguir, ni mucho menos, cambiar la actitud del Partido Socialista".

"Vamos a seguir con nuestra misma línea política intentando conseguir la convivencia y la paz en el País Vasco, sin caer en sectarismos y tratando de que todos los ciudadanos podamos seguir conviviendo a gusto en este país, independientemente de lo que pensemos cada uno de nosotros", concluyó.