Actualizado 31/05/2007 19:07 CET

Piqué estaría dispuesto a ser candidato por Catalunya en las generales si Rajoy se lo pide

BARCELONA, 31 May. (EUROPA PRESS) -

El presidente del PP de Catalunya, Josep Piqué, estaría dispuesto a encabezar la lista de su partido por Catalunya si el presidente del partido, Mariano Rajoy, se lo pidiera. Aunque fuentes del partido aseguraron a Europa Press que esta cuestión no se ha planteado en ningún momento, preguntado sobre si podría postularse a ser diputado en el Congreso en las próximas elecciones, Piqué responde que, como siempre, está a disposición de lo que le pida el partido.

Se da la circunstancia de que el pasado martes el alcalde de Madrid y dirigente popular, Alberto Ruiz Gallardón, se ofreció a acompañar al líder del PP, Mariano Rajoy, en las listas para las elecciones generales, previstas para marzo de 2008.

Por su parte, Piqué sólo afirma que hará lo que le pida el presidente del partido, aunque por el momento ambos dirigentes no han discutido sobre las candidaturas a las elecciones generales. En la reunión de la dirección ejecutiva del PP, el pasado lunes en Madrid, Rajoy y Piqué sí hablaron, no obstante, de los resultados obtenidos en las municipales de este domingo en Catalunya.

Los dirigentes del PP se mostraron satisfechos de haber aguantado bien en Catalunya tras el desgaste del debate sobre el Estatut, pero aún así acordaron iniciar --como en el resto del Estado-- un análisis profundo sobre las zonas en las que han tenido mayores problemas para tratar de resolverlos de cara a las elecciones generales.

Así, el presidente del PP catalán convocará próximamente a todos los dirigentes territoriales del partido en Catalunya para detectar los lugares que hay que reforzar y realizar cambios en la estructura de la formación, lo que supondría algunos relevos, para mejorar sus posibilidades en los comicios estatales.

La comarca del Maresme, el interior del Lleida y algunas poblaciones de la provincia de Barcelona, como Vic, aparecen por ahora como las zonas en las que el partido ha sufrido mayores pérdidas, por lo que los primeros cambios de estructura podrían recaer en esas agrupaciones. El partido asegura que no existe un problema en Catalunya con el contenido de su mensaje, sino que se trata sólo de una cuestión de estructura.