Los piquetes provocan retrasos en los servicios mínimos de la cuarta jornada de huelga de autobuses en Barcelona

Actualizado 24/12/2007 11:56:44 CET

BARCELONA, 24 Dic. (EUROPA PRESS) -

Los servicios mínimos previstos para la jornada de huelga de hoy de autobuses de Barcelona se cumplieron a primera hora, aunque la salida de los vehículos se retrasó debido a los piquetes apostados en las puertas de las cocheras, especialmente en las de Zona Franca y el Triangle, donde los retrasos fueron de una hora.

Según informó a Europa Press Transports Metropolitans de Barcelona (TMB), se han repetido "las intimidaciones y el sabotaje". A dos autobuses de la línea 24 les rompieron anoche los vidrios en la avenida Estatut. En total, han habido 80 actos vandálicos desde el inicio de la huelga. El coste aproximado de los incidentes, hasta ayer, es de 17.000 euros, según TMB.

Respecto al seguimiento de la huelga, un portavoz de TMB evitó cifrarlo al creer que resulta "engañoso" porque no se sabe hasta qué punto "el seguimiento es voluntario". "En este momento, el que sale a conducir, aunque sea para cubrir servicios mínimos, se la juega", señaló.

Por su parte, un portavoz de CGT, uno de los sindicatos convocantes, dijo que el 95% de los trabajadores secundaron hoy la huelga y que "las cocheras han parado casi completamente". Según él, sólo de las de Ponent y Zona Franca han salido algunos autobuses "que no eran de servicios mínimos".

Según el portavoz, los sindicatos han emplazado al alcalde de Barcelona, Jordi Hereu, a que haga de mediador entre la empresa y los trabajadores para llegar a una solución. Los sindicatos tienen previsto para hoy al mediodía celebrar una nueva asamblea en la plaza Universitat.