Actualizado 14/07/2007 19:41 CET

El 'Pobre de Mí' pone fin esta medianoche a nueve días de fiesta en Pamplona

PAMPLONA, 14 Jul. (EUROPA PRESS) -

'El Pobre de Mí' pone fin esta medianoche a nueve días de fiesta y desenfreno en Pamplona, en los que la ciudad ha recibido a miles de visitantes que han compartido los Sanfermines de día y de noche con los pamploneses. Comienza así la cuenta atrás para el tan esperado 'chupinazo' del 6 de julio de 2008.

Se celebró a las ocho de esta mañana el último encierro con toros de Victorino Martín que protagonizaron una carrera emocionante, rápida y peculiar, ya que los bureles salieron de los corrales disgregados, algo que apenas sucede. Hubo un herido por asta.

Los 'victorino' salieron de los corrales encabezados por los cabestros pero no en manada, sino que encauzaron la Cuesta de Santo Domingo separados. A pesar de ello, los animales fueron nobles y no embistieron a ninguno de los mozos en este tramo. El encierro duró 2 minutos y 49 segundos.

Fue en la Plaza Consistorial cuando uno de los animales que iba en cabeza junto a los cabestros se ladeó hacia la derecha y derrotó a un mozo que sufrió un puntazo. Se trata de Ricard Drufau Giner, de 21 años y vecino de Barcelona, que fue trasladado al Hospital de Navarra con una herida por asta en la parte superior del muslo derecho.

En el recorrido muchos mozos fueron pisados, pero los que consiguieron ponerse delante de los toros protagonizaron bonitas y rápidas carreras, fundamentalmente en la calle Estafeta. Los animales fueron nobles y no embistieron apenas ni frenaron su marcha a pesar de ir disgregados durante los casi 850 metros, en los que los pastores realizaron una buena labor al no dejar que ningún astado frenara ni se volviera.

En el tramo de Telefónica no hubo mayores incidencias, ni tampoco en la Plaza. Los dobladores condujeron con rapidez a los toros hasta chiqueros, momento en el que se dio por finalizada la temporada de encierros de los Sanfermines 2007.

DESPEDIDAS

La última jornada de las fiestas está siendo de despedidas. A las 10.45 horas tuvo lugar la Octava de San Fermín. La corporación municipal, encabezada por la alcaldesa Yolanda Barcina, se dirigió en procesión a la parroquia de San Lorenzo para asistir a la misa.

Los más pequeños se despidieron de gigantes y cabezudos hasta el año que viene. En la Estación de Autobuses, niños, padres y abuelos dijeron un hasta luego a la comparsa después de nueve días acompañándolos por las calles de Pamplona. Una emotiva despedida, además, que se alargó hasta pasadas las tres de la tarde.

También hoy los Sanfermines cierran la Plaza de Toros hasta el año que viene con la octava y última corrida de la feria, con astados de Victorino Martín lidiados por Pepín Liria, Antonio Ferrera y Fernando Cruz.

Por la noche, el último acto sanferminero antes del 'Pobre de Mí' será a las once con la novena colección del Concurso Internacional Sanfermines 2007, un espectáculo de la Pirotecnia Zaragozana. A medianoche, el acto que pone punto y final a las fiestas. La alcaldesa Yolanda Barcina dirá adiós a los Sanfermines 2007 desde el balcón de la Casa Consistorial. Miles de pamploneses, con velas en la mano, despedirán nueve días de fiesta y comenzarán la cuenta atrás para San Fermín del año que viene.

BALANCE

La de hoy fue también una jornada de balance. Así, se informó de que los dispositivos de atención de urgencia, hospitalarios y extrahospitalarios del Servicio Navarro de Salud (SNS), prestaron durante las fiestas de este año (desde las 12 horas del día 6 hasta las 8 horas de la mañana del día 14) un total de 642 atenciones relacionadas directamente con la fiesta. La cifra incluye las 51 atenciones prestadas a corredores del encierro, todos varones, de los que 11 sufrieron heridas por asta de toro.

Además, la Agencia Navarra de Emergencias (ANE) atendió entre el 6 y el 13 de julio, ambos inclusive, un total de 27.964 llamadas de emergencia, que corresponden a 7.629 incidentes, de los que 1.034 estaban directamente ligados con las fiestas de San Fermín. En el mismo período de 2006 las incidencias fueron 968 y, en 2005, un total de 872.

La Policía Foral, por su parte, detuvo durante las fiestas de San Fermín, hasta el día 13 de julio, a un total de 125 personas acusadas de la comisión de diferentes delitos, una cifra que duplica la del pasado año cuando en ese periodo fueron puestas a disposición judicial 60 personas.

Este incremento sustancial reside en el alto número de detenidos por delitos contra el patrimonio (47), fundamentalmente carteristas. El pasado año se arrestó a 11 delincuentes por este concepto. De los 47 carteristas detenidos, destaca el alto índice de personas de nacionalidad rumana ya que 35 de ellos pertenecen a este país.