Actualizado 10/04/2007 20:46 CET

El PP apoya la "pluralidad judicial" en el CGPJ pero recalca al PSOE que no acepta "correas de transmisión" de partidos

MADRID, 10 Abr. (EUROPA PRESS) -

El portavoz del PP en el Congreso, Eduardo Zaplana, ha remito una carta a su homólogo del PSOE, Diego López Garrido, mostrando su disposición a negociar la renovación del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) y ya adelanta que, si bien apoya garantiza la máxima pluralidad del mundo judicial en en Consejo, no acepta que sus vocales sean "correas de transmisión" de partidos políticos.

La propuesta del PSOE es que ninguno de los dos grandes partidos tenga 'minoría de bloqueo' en el CGPJ, es decir, que no proponga más de ocho candidatos --el Consejo se compone de 20 vocales más el presidente, que a la vez lo es del Tribunal Supremo--. A cambio, los socialistas quieren dar entrada a la asociación judicial Francisco de Vitoria y cuatro minorías parlamentarias: IU-ICV y CiU, que ya tienen puesto en el actual Consejo, y el PNV y ERC.

En rueda de prensa tras participar en la Junta de Portavoces de la Cámara, Zaplana insistió en que está "totalmente de acuerdo" en participar en una negociación que busque el acuerdo en torno a la composición del CGPJ y en que comparte las tesis apuntadas por su homólogo socialista en una carta de que hay que respetar los criterios de "pluralismo y representación" del mundo judicial.

"Algunos de los criterios de esa carta son acertados y otros no", sentenció Zaplana, quien avisó de que el Consejo del Poder Judicial no debe ser una "correa de transmisión" del Parlamento y agregó que ha sido el PSOE quien ha insistido en que el Congreso se "inmiscuya de forma determinante" en el diseño de esta institución. "Nosotros siempre hemos estado a favor de que a los jueces, los elijan los jueces", remachó.

NO ADMITE A QUIEN RECELA DEL CGPJ.

Además, dijo que no cree en los "repartos" o cuotas por partidos y "mucho menos" en "imposiciones" que puedan venir dadas por parte de aquellos que "discuten la legitimidad de algunos organismos y poder del Estado en su propio territorio", en velada alusión a Esquerra Republicana.

Dicho esto, denunció que los socialistas están intentando "restar legitimidad" al actual CGPJ con el objetivo, según dijo, de intentar restar credibilidad a sus decisiones. "Otros Consejos han tardado más en ser renovados y nadie ha puesto en duda la legitimidad de sus decisiones", apostilló.

Finalmente, aseveró que este tipo de negociaciones siempre han sido "difíciles" y que hace falta "serenidad y sosiego" para poder alcanzar acuerdos.

Por su parte, y en una rueda de prensa posterior, el portavoz del Grupo Socialista, Diego López Garrido, dijo alegrarse de la disposición del PP a negociar y de que acepte al menos parte de sus postulados. Eso sí, insistió en señalar que la actuación situación del CGPJ, cuyo mandato expiró en noviembre de 2006, es "insostenible", como a su juicio demuestran los cambios en la composición de la Sala 61 del Tribunal Supremo y la posterior rectificación.