PP cantabro reitera que la situación en el partido tiene "fecha de caducidad" y que "no entiende" la decisión de San Gil

Actualizado 23/05/2008 15:50:18 CET

Ignacio Diego considera que "algunas formulaciones personales no son normales"

SANTANDER, 23 May. (EUROPA PRESS) -

El presidente del PP de Cantabria, Ignacio Diego, reiteró hoy que la situación generada en torno al próximo Congreso Nacional del partido tiene "fecha de caducidad" ya que, según apuntó, terminará el próximo 21 de junio con el final del Congreso. A su juicio, la situación pre congresual que está viviendo el partido responde al "lógico debate interno" y es "a plazo fijo".

Respecto a la marcha de María San Gil de la presidencia del PP vasco, Diego se mostró sorprendido y reconoció que no entiende su decisión de abandonar el partido aunque, matizó, no conoce las razones. "Confieso no entender las razones que la han llevado a ello", manifestó a la par que recalcó que "cuando uno no conoce la razón, difícilmente puede juzgar una decisión tomada".

El líder de los 'populares' cántabros también mostró un respeto "muy grande" por San Gil y su decisión, al tiempo que subrayó la amistad entre ambos. También afirmó que no ha hablado con ella tras anunciar el abandono del partido aunque aseguró que sí lo hará.

"NO SON NORMALES".

Ante los últimas bajas registradas entre los dirigentes del PP nacional, Diego estimó que los acontecimientos que se están produciendo en el partido "no son normales" y afirmó que, si bien se producen en un contexto pre congresual, "algunas formulaciones" personales son "inadecuadas" aunque no quiso concretar a qué personas se refería para "no herir" a compañeros de partido.

En rueda de prensa, y preguntado por si el PP cántabro se siente más cerca de San Gil o del ex funcionario de prisiones José Antonio Ortega Lara --que también ha dejado el PP tras 21 años de militancia--, Diego declinó pronunciarse directamente al respecto y espetó que el PP regional está "significativamente unido" y "muy cohesionado".

Preguntado también por el hecho de que se estén marchando dirigentes del PP y, por contra, no se haya presentado ninguna candidatura alternativa a la del presidente del partido, Mariano Rajoy, Diego achacó este hecho a que, "al margen de las diferentes apreciaciones con las ponencias", hay una "confianza en la persona que ha dirigido el partido el los últimos años y que ha presentado su candidatura al próximo Congreso".

LASALLE.

En cuanto a las descalificaciones que está recibiendo el diputado del PP por Cantabria José María Lasalle, las consideró "injustas". "Conozco a la persona y la valía política de José María Lasalle y considero injustas las descalificaciones y lamento que se estén produciendo", dijo.

Sobre el tratamiento que se está dando a la situación por la que atraviesa el PP, afirmó que le "parece excesivo", aunque entiende la labor de los medios de comunicación y reconoce, además, que su "apreciación" es "personal" y "de parte".

En este sentido, y en lo que calificó como un "ejercicio de responsabilidad", justificó su decisión de no "abundar más" en afirmaciones que den lugar a ir "más lejos" en esta situación.

Diego apuntó también que no comparte las declaraciones de la presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, en las que afirmó que "algo se está haciendo muy mal" en el partido.

Finalmente, y respecto a la situación del PP en Cantabria, Diego destacó que ayer se afilió una persona más y que un matrimonio que tenía la intención de darse de baja hoy mismo finalmente ha decidido no hacerlo "de momento" y valorar, en su lugar, el proceso congresual y evolución del partido y tomar la decisión más adelante.