El PP critica la ausencia de las minorías del Día de la Constitución y acusa al PSOE de favorecer esa "deslegitimación"

Actualizado 03/12/2008 15:10:33 CET

MADRID, 3 Dic. (EUROPA PRESS) -

El diputado del PP por Álava y miembro de la dirección del Grupo Popular en el Congreso, Alfonso Alonso, afirmó hoy que la anunciada ausencia de representantes de las formaciones minoritarias en los actos del trigésimo aniversario de la Constitución supone una "deslegitimación" de las instituciones y acusó al PSOE de "comprender" e incluso "favorecer" esa situación.

Los representantes del PNV, ERC, ICV, BNG CC, UPyD y Nafarroa Bai han anunciado que no acudirán este sábado al acto conmemorativo del aniversario de la Constitución, en el que esta vez estarán presentes los Reyes. En unos casos, como CC, UPyD e ICV, se alega cuestiones de agenda y en otros, como el PNV o ERC, se recuerda que nunca acuden a estas celebraciones.

Según Alonso, estas ausencias son "una mala noticia" y ponen en evidencia que "algunos no creen en la Constitución" y sólo lo hacen "en la medida que les garantiza un escaño y poder en sus ámbitos respectivos". Como principal ejemplo señaló al PNV:

"Es una situación gravísima, de ataque permanente a las instituciones, de deslegitimación del marco jurídico que les permite disfrutar del Gobierno y de situaciones de poder durante décadas, por ejemplo en el País Vasco", aseveró.

Eso sí, quiso dejar claro que esa situación "no es algo nuevo" y acusó al PSOE de favorecerla: "Esta deslegitimación de las instituciones se ha ido por desgracia extendiendo y ha sido comprendida y favorecida por el PSOE, que ha llegado a poner en cuestión estos temas y ha trasladar mensajes confusos y de incertidumbre en el pasado --apostilló--. A veces dejamos la gobernación del país en manos de grupos que lo que buscan es la fragmentación o la ruptura".

El dirigente del Grupo Popular señaló que la Constitución es lo que une a todos y su conmemoración da legitimidad a los marcos de convivencia y a las instituciones, "porque ésa es la garantía de la libertad y del respeto de los derechos". "Y yo sé muy bien de lo que hablo", zanjó el que fuera alcalde de Vitoria.