Actualizado 04/08/2007 21:13 CET

PP denuncia pintadas insultantes en su sede de Getxo que muestran que "todo sigue igual entre los radicales y asesinos"

BILBAO, 4 Ago. (EUROPA PRESS) -

La portavoz del PP en Getxo (Vizcaya), Marisa Arrúe, denunció hoy la aparición de pintadas insultantes en la sede de los populares de este municipio, en las que se les acusa de ser 'asesinos'. A su juicio, esto demuestra que "todo sigue igual entre los radicales y los asesinos".

Según indicó en un comunicado, estas pintadas son "una nueva demostración de la falta de democracia en el País Vasco" porque "hay quien no admite ni quiere permitir que los vascos podamos disfrutar de nuestra libertad".

Arrúe criticó que este ataque a su sede demuestra igualmente que "todo sigue igual". "Ni treguas, ni altos el fuego, ni nada. Los radicales, los asesinos, los que amenazan, los que chantajean, los que quieren imponerse a los ciudadanos vascos, siguen igual. Para ellos, no existe ni límite ni tiempo. El odio que destilan, la ausencia de principios son evidentes y se nos demuestran todos los días y en todos los lugares", añadió.

Además, advirtió de que las pintadas "forman parte de una estrategia" y que no pueden ser consideradas como "actos aislados", ya que, a su entender, son la respuesta de "quien no quiere que formemos parte de uan democracia y pretende imponernos su dictadura".

"Es necesario enfrentarnos a ellos y señalarlos, marcarlos, para que todos sepan quiénes son nuestros verdaderos enemigos, quiénes nos quieren arrebatar la libertad", concluyó.