Actualizado 15/11/2007 20:39 CET

El presupuesto del Departamento de Agricultura y Alimentación se incrementa un 3 por ciento, por debajo del IPC

ZARAGOZA, 15 Nov. (EUROPA PRESS) -

El presupuesto del año 2008 para el Departamento de Agricultura y Alimentación aumenta un tres por ciento y se sitúa por debajo del crecimiento del IPC. La cifra total con la que cuenta la consejería es de 770,3 millones de euros.

Así lo expuso el consejero de Agricultura y Alimentación, Gonzalo Arguilé, en la comparecencia ante la Comisión de Economía y Presupuestos en las Cortes quien destacó que la estrategia de su Departamento es desarrollar "al máximo las políticas activas que incrementen la competitividad de nuestras empresas y mejoren las condiciones de vida y trabajo en el medio rural".

Arguilé destacó que con el tres por ciento se cubren el cien por cien de las demandas del colectivo agrario que llega al departamento de agricultura y alimentación. De esta manera, aunque "dispusiéramos de más cantidad económica no podríamos invertir más".

Del prepuesto total para el departamento, 73,2 por ciento será destinado a ayudar a las industrias agroalimentarias. De esta manera, 29 millones de euros se empleará en ayudar a sus inversiones y 5,9 millones de euros a la transformación de productos pesqueros.

El consejero de Agricultura destacó que esta línea de ayudas ha demostrado ser una herramienta muy eficaz para generar valor añadido a las producciones agrarias en el medio rural y ha hecho hincapié en que estas políticas se complementan con un apoyo decidido a la comercialización agroalimentaria.

DESARROLLO RURAL.

En el apartado de Desarrollo Rural, Arguilé resaltó que la creación de regadíos cuenta con la cantidad económica de 16 millones de euros y un aumento del 33 por ciento. Con este presupuesto, se avanzará en el Plan Nacional de Regadíos como la obra del Canal Calanda-Alcañiz, en los regadíos de interés social en La Fueva Norte y se abordarán los ubicados en las zonas de Somontano-Alcanadre, el Canal de Berdú, Mequinenza, Magallón y Más de las Matas.

Arguilé también subrayó las actuaciones contempladas en el presupuesto para su área como el programa Leader, una iniciativa del Programa de Desarrollo Rural 2007-2013, que cuenta con 18,8 millones de euros, el apoyo a los seguros agrarios, la modernización de explotaciones e incorporación de jóvenes y el Plan Renove de maquinaria agrícola.

Por su parte, el Plan Estratégico del Bajo Ebro (PEBEA) contará con 7,3 millones de euros y posibilitará atender los proyectos de La Efesa, Cuesta, Falcón, el convenio suscrito con Endesa para la electrificación de la zona y emprender los proyectos de Civán y Valdurrios I y II.

Respecto a la sanidad animal y los programas de mejora de calidad de la producción agroalimentaria, Arguilé señaló que el Centro Tecnológico I+D de Seguridad Agroalimentaria sigue velando por el control de enfermedades como la tuberculosis, brucelosis, aujeszky, gripe aviar, salmonelosis o lengua azul. Para este control de la sanidad animal, el departamento de Agricultura destina 16 millones de euros con un alza del 7 por ciento y 2,53 millones para combatir plagas vegetales.

Por otro lado, el departamento asume como "uno de los retos más importantes" el cálculo y la aplicación de los derechos de pago único y la actualización del SIGPAC.

Además, serán abordadas por parte de la consejería, la ayuda permanente a los frutos secos, las medidas agroambientales, los planes de reestructuración del viñedo y el plan de reconversión de la fruta dulce, según señaló Arguilé.

GRUPOS PARLAMENTARIOS.

El diputado del grupo parlamentario Partido Socialista, Antonio Piazuelo, afirmó que las críticas por parte de los demás grupos parlamentarios al porcentaje destinado al departamento de Agricultura no tienen mucho sentido ya que "lo que hay que mirar son las actuaciones reales que se efectúa el Gobierno de Aragón que son las necesarias y demandadas".

Por su parte, el diputado del PAR, Joaquín Peribañez, resaltó que los presupuestos presentados son los adecuados, ya que buscan la competitividad de las producciones agrarias, la mejora de las rentas de los profesionales agrarios y los sistemas de producción de alimentos de la calidad de alimentos, entre otras actuaciones.

El diputado del Partido Popular, Joaquín Salvo, recordó la crisis actual que vive el sector ganadero, ya que "el 50 por ciento de la cabaña de ganadería está en venta y no encuentra comprador"; la sima que hay entre lo que paga el comprador por el producto y lo que cobra el productor y la sequía que afecta a la Comunidad.

Ante esta situación, los ganaderos españoles "se ven desamparados, al contrario que los navarros que pueden disfrutar de las medidas fiscales adoptadas por su gobierno para afrontar la crisis del sector ganadero", afirmó Salvo. Además, indicó que en regadíos se van a invertir 11 millones lo que supone "sólo un 1,9 por ciento del presupuesto global para Aragón en 2008" por lo que los fondos de este departamento son insuficientes".

CHA echó en falta en los presupuestos "una apuesta por sentar las bases para afrontar un futuro dada la situación de crisis actual que está sufriendo el sector ganadero". Por esto mismo, el diputado de CHA, Chesús Yuste, apuntó que los presupuestos son insuficientes para afrontar los retos del campo aragonés.

El diputado de IU, Adolfo Barrena, manifestó su preocupación por el descenso de partidas para los ceses anticipados, para el impulso de la incorporación de jóvenes en un sector envejecido, para potenciar la agricultura ecológica y por el encarecimiento del suelo rural.