Alavedra niega tráfico de influencias: "Fue una intermediación pura y simple"

Actualizado 02/06/2015 12:18:15 CET
El exconseller Macià Alavedra y el diputado David Fernández (CUP)
PARLAMENT

"Si he tenido dinero en el extranjero todo procede de mis empresas"

BARCELONA, 2 Jun. (EUROPA PRESS) -

El exconseller de la Generalitat Macià Alavedra ha negado que hubiera tráfico de influencias en su papel en el caso Pretoria de presunta corrupción urbanística desde el Ayuntamiento de Santa Coloma de Gramenet (Barcelona): "Fue una intermediación pura y simple".

Pese a iniciar su intervención en la comisión del fraude del Parlament exponiendo que no iba a hablar de este caso judicial, al estar todavía abierto en la Audiencia Nacional, Alavedra ha asegurado que el caso Pretoria "no se trata de ninguna operación urbanística".

"Se trata de una intermediación pura y simple sin tráfico de influencias porque no hablé con nadie", ha indicado, además de asegurar que todo fue declarado, como respuesta al diputado socialista Jordi Terrades.

Ha explicado que está imputado por tráfico de influencias y blanqueo de capitales, pero que la investigación ya no se centra en una trama de corrupción urbanística como indicó al principio el exjuez de la Audiencia Nacional Baltasar Garzón, que inició las pesquisas.

Ha asegurado que en este caso él se limitó a hacer un "negocio de intermediación entre dos privados, en el que no intervenía ninguna administración pública".

"Me encontré con la sorpresa de que se vistió como una operación urbanística", ha lamentado, además de asegurar que no tuvo contactos con los alcaldes de los municipios de las dos operaciones que se le atribuyen, en Badalona y Sant Andreu de Llavaneres, el primero del PSC y el segundo del PP.

"No hubo ningún tráfico de influencias porque no vi a nadie. ¿Cómo se puede hacer tráfico de influencias si no conoces a nadie?", y ha resaltado que no hay nadie imputado de los cargos públicos de estos dos municipios que eran quienes debían decidir.

Ha explicado que, al que fue señalado como el supuesto cerebro de la trama corrupta de Pretoria, el exdiputado socialista Luis García, 'Luigi', lo conoció en el Parlament cuando CiU no tenía la mayoría absoluta y necesitaba apoyos de diferentes grupos para sacar adelante leyes, y que al entonces alcalde de Santa Coloma de Gramenet (Barcelona) Bartomeu Muñoz lo cruzó por primera vez "en un hotel de cinco estrellas", en referencia a la cárcel.

CUENTAS EN EL EXTRANJERO

Sobre cuántas cuentas tiene en el extranjero, se ha limitado a afirmar: "Todo está regularizado", aunque seguidamente se ha negado a ir más allá que alegando que forma parte del proceso judicial.

"Si he tenido dinero en el extranjero todo procede de mis empresas", ha aseverado.

"Al final del proceso judicial lo sabrá, quizás se quedará sorprendido", ha afirmado al diputado de ERC Oriol Amorós.

En respuesta a Amorós, sobre si había incompatibilidades entre su actividad política en el Govern de la Generalitat y su trabajo en la empresa privada, ha considerado que no había conflicto de intereses, pero ha sentenciado: "Venir de una empresa y hacer política es muy complicado y de esto me arrepiento".

Ha asegurado que cuando entró en política abandonó todos los cargos ejecutivos de sus empresas y solamente guardó las acciones, algo compatible, según él, y ha negado haberse enriquecido gracias a la política: "Mis socios están mucho mejor situados económicamente que yo, entrar en política no ha tenido nada que ver con el enriquecimiento".

Respecto a las afirmaciones del exfiscal Carlos Jiménez Villarejo de presiones para evitar investigaciones de corrupción, ha ironizado: "No dimitió, no dijo nada, una persona tan recta en sus opiniones. ¿Y lo dice ahora? Después de 35 años, sale con ésta".

"Por mi parte no hubo ninguna presión ni intercambio de presiones para anular comisiones de investigación", ha añadido.

ESTIVILL EN EL CGPJ

Sobre la promoción del exjuez Luis Pascual Estivill --condenado por cohecho y prevaricación-como vocal del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), Alavedra ha indicado que dependió del secretariado permanente de CiU: "No fue un tema del Govern, si no un tema del grupo parlamentario de Madrid y de los otros grupos que lo aceptaron".

Ha explicado que conoce al empresario Javier de la Rosa --condenado por la estafa de Grand Tibidabo-- por su papel como inversor en PortAventura: "Suerte que le fueron a buscar, es una de las cosas más buenas que ha hecho".

Sobre la frase que pronunció en una conversación intervenida judicialmente 'Las alcantarillas del poder es donde se hace la política', ha indicado: "No recuerdo esta frase. A cualquiera de ustedes si durante dos años les grabasen se quedarían sorprendidos de cosas que se pueden decir. Si se escuchan fuera de contexto quedas como un estúpido".