Actualizado 07/01/2007 19:20 CET

El PSC cree que es necesario "rehacer la unidad de los partidos democráticos" para acabar con la violencia de ETA

BARCELONA, 7 Ene. (EUROPA PRESS) -

El portavoz del Grupo parlamentario del PSC en el Parlamento de Catalunya, Miquel Iceta, afirmó hoy en su blog que es necesario "rehacer la unidad de los partidos democráticos" para acabar con la violencia de ETA, "una unidad rota por el PP".

Iceta recalcó que "el atentado de ETA ha desmentido de la forma más rotunda" las acusaciones del PP al Gobierno de "ceder al chantaje" de la organización. "Tan sólo del PP depende que el consenso que nunca debería haberse roto se rehaga", sentenció.

El portavoz parlamentario del PSC anunció no tener "ninguna duda" de que "el final de ETA se producirá tarde o temprano" y que "ETA está derrotada" aunque "todavía puede hacer mucho daño". Asimismo apostilló que "la única responsable del atentado de Barajas es ETA".

Iceta señaló que no podía "esconder la indignación" que "produce ver cómo algunos parecen alegrarse de volver a la situación anterior a la declaración de alto el fuego". Y observó que "la mejor manera de honrar a las víctimas del terrorismo es evitar que haya más".

A su vez, dijo que para avanzar hacia el fin de la violencia se deben utilizar "todos los medios que el Estado de Derecho pone en manos del Gobierno, y mostrando generosidad hacia los que decidan abandonar la violencia, sin ninguna cesión política".

Según el diputado catalán, el presidente del Gobierno "ha hecho bien de explorar las posibilidades del diálogo para acelerar el fin del terrorismo" porque "era su obligación y tenía el apoyo del Congreso de los Diputados" y que debería volver a iniciarlo "si se dieran las condiciones para hacerlo".

Iceta aseveró que en el proceso de paz "la izquierda abertzale puede tener un papel importante" si "ayuda a convencer a ETA de que su existencia y sus acciones son un grave obstáculo para los objetivos que dicen perseguir" porque "nunca conseguirán que una mayoría de los vascos apoye a una banda de fanáticos que quieren imponer por la fuerza sus ideas".

"Para convencer a ETA, la izquierda abertzale debe condenar la violencia. Si no lo hace, se condena a ella misma a la irrelevancia política, como un mero apéndice subordinado a los que usan pistolas y bombas", agregó.