Actualizado 31/12/2007 16:13 CET

El PSE acusa a Ibarretxe de hacer guiños a Batasuna y de trasladar falsas expectativas sobre su consulta

BILBAO, 31 Dic. (EUROPA PRESS) -

El secretario de Organización y portavoz de la Ejecutiva del PSE-EE, Rodolfo Ares, acusó hoy al lehendakari, Juan José Ibarretxe, de mezclar paz y normalización, y trasladar a la ciudadanía "falsas expectativas con la idea de que, con su consulta, se conseguirá la paz". "Esto no es sólo un error político de primer orden, sino que es una mentira y un fraude porque ETA no va dejar su actividad terrorista, por mucho que Ibarretxe siga defendiendo su consulta", aseveró.

En una comparecencia ante los medios para valorar el discurso de Fin de Año del lehendakari, Ares criticó al jefe del Ejecutivo vasco por hacer "guiños al mundo del abertzalismo radical y equiparaciones inaceptables entre decisiones legítimas de los poderes del Estado y acciones de una banda terrorista".

Según indicó el dirigente socialista, el discurso de Ibarretxe "es más el discurso de un dirigente nacionalista que el discurso de un lehendakari, no contiene ninguna novedad, insiste en el 'raca-raca' de sus obsesiones nacionalistas y autodeterministas, y olvida algo fundamental: que no ha sido sólo la esperanza lo que nos ha hecho avanzar como pueblo".

A su juicio, lo que "históricamente nos ha hecho avanzar como pueblo ha sido la democracia, el autogobierno alcanzado mediante el acuerdo y el consenso entre diferentes, el diálogo y el entendimiento para construir una sociedad moderna, plural y diversa".

En este sentido, manifestó que el mensaje del lehendakari "cansa y aburre porque es más de lo mismo: no sintoniza con los problemas que tiene la gente, sino que responde a sus obsesiones particulares, buscando la acumulación de fuerzas nacionalistas".

"CON LA EXCUSA DE LA PAZ"

El portavoz del PSE-EE reprochó que Ibarretxe pretende avanzar en objetivos y reivindicaciones nacionalistas "con la excusa de la paz". "Se limita a pedir a ETA su desaparición, pero no hay un solo compromiso para combatirla y derrotarla, no hay una posición firme para defender el Estado de Derecho y las libertades que ETA amenaza", afirmó.

Además, recordó que Ibarretxe apela al diálogo, se presenta como un militante del diálogo, "pero luego no lo practica". "Ni escucha a la sociedad vasca, ni quiere hablar con quienes la representamos", lamentó, para añadir que el lehendakari plantea diálogo "para hablar de sus obsesiones y, a continuación, dejar muy claro que, si no se acepta dialogar sobre lo que él quiere, si no se le ofrecen soluciones a sus reivindicaciones, él seguirá adelante con sus desafíos".

Rodolfo Ares concluyó que Euskadi y la sociedad vasca necesitan "diálogo sincero" entre diferentes para buscar acuerdos sobre los principales problemas del país, unidad democrática y firmeza en defensa del Estado de Derecho, para combatir y derrotar a ETA. "Diálogo y acuerdos para desarrollar nuestro autogobierno al servicio de toda la sociedad, para garantizar estabilidad, progreso y más bienestar" finalizó.