Actualizado 17/02/2007 18:16 CET

El PSE dice que han decidido "dejar solo" al PP en el Parlamento vasco para que "no emponzoñe" la política

VITORIA, 17 Feb. (EUROPA PRESS) -

El secretario general del PSE-EE, Patxi López, afirmó hoy que los socialistas han decidido "dejar solos" a los populares en el Parlamento vasco porque no están dispuestos "a seguirles el juego del emponzoñamiento de la política". Además, criticó que, tanto el PP como el Gobierno de Ibarretxe, comparten "la estrategia de enfrentamiento para ocultar su propia inconsistencia" y les acusó de convertir los plenos de la Cámara "en mítines de partido".

En este sentido, insistió en la postura del PSE-EE de no intervenir en el debate parlamentario cada vez que el PP presente en la Cámara "propuestas dirigidas, exclusivamente, a ensuciar la política, a arrojar mentiras a los demás, a buscar el enfrentamiento con asuntos que necesitan la unidad para no beneficiar a los terroristas, a desprestigiar al Estado de Derecho o a debilitar las bases de la convivencia".

A su juicio, los problemas reales de Euskadi "no son los que nos transmite la derecha cada vez más extrema, empeñada en utilizar, de manera monotemática la lucha contra el terrorismo para atacar al Gobierno de España, ni son los que se derivan de las obsesiones identitarias de Ibarretxe".

Por ello, denunció que hay "una estrategia montada de ruido y aturdimiento que no deja espacio a las demandas y aspiraciones de la gente de la calle". "Es la estrategia de quienes, con el pretexto de la paz o de la lucha contra el terrorismo, quieren aburrir a la sociedad vasca con debates estériles sobre cuestiones como la legalización o ilegalización de EHAK, la plataforma Ahotsak, la política penitenciaria o el ser o no ser de Euskadi y de España, convirtiendo los plenos del Parlamento en mítines de partido, y no en la institución representativa que se ocupa de lo que preocupa a los ciudadanos normales y corrientes", destacó.

En esta línea, criticó "la estrategia de enfrentamiento compartida por el PP y el Gobierno de Ibarretxe, para ocultar su propia inconsistencia". En su opinión, mientras el PP pretende, de esta forma, "ocultar su falta de programa y su total incapacidad para ser alternativa", en el caso de Ibarretxe, se trata de "ocultar la ineficacia del Gobierno que preside, un Gobierno que entra en crisis cada vez que tiene que tomar decisiones de política social".

Para el líder del PSE-EE, el lehendakari "alienta, de manera irresponsable" la idea "deslegitimadora de la política" cuando habla de 'politiquerías de los partidos políticos' para "no asumir sus responsabilidades, para lavarse las manos y situarse por encima del bien y del mal". "Como si él estuviera al margen de la política, como si él no tuviera nada que ver con lo que ocurre en el País Vasco", señaló, para advertirle de que esto se le puede "volver en contra".

En este sentido, denunció el modelo de país "compartimentado e insolidario, con unas instituciones enfrentadas para mantener determinadas cuotas de poder", que propician tanto los nacionalistas como los populares.

López hizo estas declaraciones hoy en el Palacio de Congresos Europa de Vitoria, donde participó en la Conferencia Municipal y Foral 2007 organizada por el PSE, y que mañana será clausurada por el presidente del Gobierno central, José Luis Rodríguez Zapatero.

El representante socialista aseguró que el PSE-EE son "una referencia fundamental de la sociedad vasca", que ha ganado "importantes batallas en defensa del municipalismo y de las políticas sociales". Tras recordar que es "el segundo partido de Euskadi y la única alternativa real y posible de Gobierno", anunció que "seguirán ofreciendo propuestas y soluciones", porque "hay otra forma de hacer las cosas en este país".

"No estamos condenados a quedarnos como estamos, con un país compartimentado e insolidario y con unas instituciones enfrentadas para mantener determinadas cuotas de poder, que es el que mantienen el PNV y el PP", denunció López, quien advirtió de que "hay otro modelo", que es el que defienden los socialistas, y que "pasa por construir un entramado institucional que se ponga y esté al servicio de la sociedad vasca y de sus aspiraciones de libertad, igualdad y bienestar".

"Unos y otros pretenden sepultar la agenda social, y no sólo porque les resulte incómoda, lo hacen también, porque persiguen un objetivo muy concreto, que es la desmotivación y desmovilización electoral de los sectores progresistas que ansían un cambio en la política vasca", advirtió.

PEPE BLANCO

Patxi López agregó, además, que "no vale todo en política", y que "no todo es legítimo para atacar al adversario y hacerse con el poder", y lamentó que el PP aplique constantemente la máxima del "cuanto peor, mejor".

"La utilización permanente del insulto y la descalificación, de la mentira y la calumnia, como hace el PP, se transforma en división, enfrentamiento y fractura social, y es un auténtico desastre para el país, para sus instituciones, para la democracia y para la política", manifestó.

Sobre este aspecto, añadió que la actitud de este partido es "verdaderamente preocupante" cuando "las acusaciones basadas en la mentira y la calumnia de sus dirigentes se transforman en la calle en gritos para poner el primero en la lista de ETA a Pepe Blanco o para llevar a Zapatero al paredón con su abuelo".

"Esto no me parece ninguna broma. Me parece algo muy serio que, lejos de corregir, alimentan algunos dirigentes de la derecha, de la derecha extrema y de la extrema derecha de este país", denunció el representante socialista.

López anunció que el objetivo de su partido es "ganar al nacionalismo y hacer posible un Gobierno de cambio presidido por un lehendakari socialista", y aseguró que tienen otra visión de Euskadi que es "diametralmente opuesta a la que unos y otros quieren imponer".

En este sentido, concluyó indicando que la estrategia del PSE no es "ni la Euskadi milenaria de las identidades en confrontación permanente que predica Ibarretxe; ni la que se disgrega en enfrentamientos de bloques antagónicos, como los que azuza el PP, para satisfacción del nacionalismo más radical; ni mucho menos la Euskadi que aún padece la falta de libertad por el acoso del terrorismo y de quienes apoyan la violencia".

El secretario general del PSE finalizó su intervención asegurando que quieren gobernar en Euskadi para "hacer posible un sistema institucional basado en la colaboración, el diálogo y la armonización de nuestras competencias y recursos, al servicio de la construcción cívica, política y social de este país".

En este sentido, señaló que "la tarea prioritaria" de su formación será "consolidar los municipios como ámbitos de paz y libertad, combatiendo con firmeza todo intento de convertirlos en laboratorios de radicalismo y desestabilización", así como "seguir combatiendo al terrorismo desde la unidad democrática, con el fin de acabar con la violencia".

"Los socialistas queremos gobernar Diputaciones y Ayuntamientos para superar un modelo de país ineficaz, un entramado institucional cada vez más agujereado por duplicidades, solapamientos y despilfarros", concluyó.

Lo más leído

  1. 1

    Miguel Ricart, condenado por el crimen de Alcàsser, localizado en Madrid en una identificación rutinaria policial

  2. 2

    Aparece el cuerpo de un hombre, posiblemente una persona sin hogar, en una calle de Arganzuela

  3. 3

    Detenidas cinco personas como presuntos colaboradores del sospechoso de arrojar ácido a dos jóvenes

  4. 4

    El Principado volverá a decretar el cierre perimetral de concejos con alta transmisión

  5. 5

    Ivonne Reyes, radiante de felicidad tras hundir de nuevo a Pepe Navarro en los Tribunales