Actualizado 30/09/2008 18:25 CET

El PSOE critica la "connivencia" del alcalde con la empresa que gestionaba la plaza de toros de Guadalajara

GUADALAJARA, 30 Sep. (EUROPA PRESS) -

El Grupo Municipal Socialista del Ayuntamiento de Guadalajara criticó hoy la connivencia existente entre el alcalde, Antonio Román, y el concejal de Asuntos Taurinos, Lorenzo Robisco, con la empresa encargada de gestionar y explotar la plaza de toros desde mayo de 2006 hasta el pasado 22 de septiembre.

La concejala del PSOE Ángela Ambite, señaló en rueda de prensa, que "tanto Román como Robisco han tomado partido claramente por esta empresa y le han dado un trato de favor, perjudicando los intereses generales de la ciudad" con actuaciones que, considera, "tendrán que explicar a los ciudadanos de Guadalajara".

Según la edil socialista, ese trato de favor sale a la luz el pasado 22 de septiembre cuando el alcalde, de mutuo acuerdo con la empresa, decide rescindir el contrato unía a ambas partes y, de forma apresurada, inicia los trámites para devolverle la fianza que había depositado.

En ese sentido, Teresa Tejedor, concejala del PSOE, señaló que "nunca en el Ayuntamiento se había devuelto una fianza tan deprisa como a la empresa Sierra Norte, encargada de la gestión de la plaza de toros".

El Grupo Socialista considera que han existido incumplimientos graves del pliego de condiciones por parte de la empresa Sierra Norte, al igual que el año pasado ocurrió con Alhama de Toros, que exigían la apertura de un expediente sancionador contra ella por parte del Ayuntamiento.

Dichos incumplimientos son, entre otros, la celebración de sólo dos encierros con los toros de las corridas de la tarde cuando el pliego exige tres o la no celebración de tres novilladas picadas y de dos corridas que la empresa ofertó como mejoras en su oferta.

Por todo lo anterior, el Grupo Socialista anunció la presentación de un recurso para que el Ayuntamiento recupere la fianza de 34.000 euros que el alcalde ha pagado a la empresa Sierra Norte "de forma injusta, apresurada y poco meditada". Ambite pidió al alcalde una explicación pública y señaló que seguirán estudiando este tema y, en caso de existir más responsabilidades, iniciarán nuevas acciones.