PSOE dice que la "pelota" de la reforma del Senado está en el "tejado" del PP y le anima a reunir la ponencia de trabajo

Actualizado 17/12/2013 21:32:50 CET
EUROPA PRESS

MADRID, 8 Oct. (EUROPA PRESS) -

El portavoz del PSOE en el Senado, Marcelino Iglesias, ha asegurado que la "pelota" de la reforma de esta Cámara está "en el tejado" del PP y ha instado al grupo mayoritario a que convoque la ponencia de trabajo sobre nuevas funciones del Senado, que no se ha reunido desde el pasado 5 de junio.

Iglesias ha negado así que el propio debate territorial en el seno de su partido esté ralentizando el trabajo de esta ponencia, creada casi con el arranque de la legislatura y que estuvo a punto de cerrar ya un acuerdo antes de verano.

El portavoz socialista ha recordado que en julio, el Consejo Territorial del PSOE aprobó ya un documento sobre el futuro del Senado lo "suficientemente amplio como para que quepa" el trabajo de esa ponencia. Aunque la posición final del partido deberá ser ratificada en noviembre por la Conferencia Política, Marcelino Iglesias ha insistido en que la postura del PSOE tiene "la suficiente elasticidad" como para avanzar en la ponencia.

"No somos nosotros los que tenemos la pelota en el tejado. El PP tiene mayoría y puede convocar cuando lo considere oportuno", ha reiterado el portavoz socialista.

Marcelino Iglesias ha recordado que la ponencia había concluido el debate sobre qué nuevas funciones puede tener el Senado para pasar a discutir cómo reformar su composición. "Es lo más complicado, lo que al PP le complica más la vida y creo que por eso no se da este paso de convocar la ponencia", ha subrayado.

RELAJAR EL DEBATE

Iglesias ha explicado que la "crisis territorial tan profunda" que a su juicio atraviesa el país justifica aún más la necesidad de esta reforma. Un nuevo Senado "relajaría muchísimo" el debate. "Las Comunidades tendrían un sitio donde encontrarse, coordinarse y también donde discrepar, ahora solo pueden discrepar en los periódicos y eso no tiene ni pies ni cabeza", ha dicho.

El portavoz socialista ha insistido en que el propio debate de la financiación autonómica, a raíz de las reivindicaciones catalanas, debería abordarse en esa nueva cámara territorial. "De la financiación y de todas aquellas cuestiones que son responsabilidad de las Comunidades, como sucede en todos los países compuestos", ha concluido.

UNA PONENCIA DETENIDA

Todos los grupos del Senado aceptaron el año pasado crear este grupo de trabajo para reformar fundamentalmente las funciones de la Cámara Alta, de manera que adquiera preeminencia sobre el Congreso en asuntos territoriales. Sin embargo, también se abrió la puerta a discutir un cambio en la composición de la Cámara, el asunto en el que los puntos de vista están más alejados.

Sobre la primera pata de la reforma el consenso es muy alto, pero sin embargo no se ha cerrado un acuerdo que se pueda trasladar al Pleno y se apruebe. Los partidos se habían impuesto como plazo el pasado mes de junio. En cuanto a la segunda parte, las posibilidades de consenso parecen remotas ante el rechazo del PP a emprender una reforma constitucional.

El trabajo del PSOE en la reforma de las funciones chocó la pasada primavera con la propuesta lanzada por Ramón Jáuregui desde la Ejecutiva Federal para terminar con el actual modelo parlamentario del Senado y defender una cámara formada por los gobiernos autonómicos, nada que ver con el trabajo que realizaban los senadores socialistas en la ponencia.

En julio, el Consejo Territorial aprobó una propuesta que no zanja qué tipo de Senado se quiere, pero que defiende en cualquier caso una composición diferente a la actual y no solo un cambio de funciones.

El PP, por su parte, ha impulsado desde el principio esta ponencia y está por la labor de aprobar nuevas funciones para el Senado. Sin embargo, una reforma profunda de la institución conllevaría cambios constitucionales y la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, lleva semanas repitiendo que no ve posible abordarlos por falta de consenso.

Para leer más