Actualizado 01/07/2007 17:41 CET

El PSOE reta al PP a que "haga oposición por una vez" y abandone el "monotema" del terrorismo

MADRID, 1 Jul. (EUROPA PRESS) -

El portavoz del PSOE en el Congreso, Diego López Garrido, demandó hoy al PP que "haga oposición por primera vez en tres años" durante el Debate sobre el Estado de la Nación, que se celebrará a partir del martes en la Cámara Baja, y que "deje de hacer destrucción" con el "monotema del terrorismo". López Garrido destacó el "consenso" existente entre las fuerzas democráticas en torno a la lucha antiterrorista "menos con una, que sólo intenta erosionar al Gobierno", pero aseguró que "no hace falta otro documento" que confirme este consenso.+

En rueda de prensa en la sede del PSOE, López Garrido señaló que, durante el debate se van a tratar todos los temas, entre ellos el terrorismo, pero que no se va a centrar en torno a un punto "porque eso interese al PP"."Se van a debatir todas las cuestiones y el terrorismo no es el único asunto. Es un tema que interesa a los ciudadanos y que quieren que desaparezca de una vez después de 40 años", señaló el portavoz socialista, que dijo "sentir curiosidad acerca de las alternativas en materia laboral o política económica" que pueda plantear el PP.

"No han dicho nada de lo que piensan sobre la igualdad de derechos o la política exterior", según el diputado socialista, que se preguntó si en el último debate de la legislatura "se decidirán por fin a hacer oposición". La estrategia del PSOE en el debate será, según López Garrido, "hablar de todos los temas con naturalidad", y "poner en valor un año de gestión política del Gobierno muy brillante, tanto en lucha antiterrorista como en ampliación de derechos o política económica".

Durante el último año, según recordó, se han aprobado leyes como la de Igualdad, la Ley del Estatuto del Trabajo Autónomo, la que facilita el voto secreto para las personas invidentes, o la que aprueba que el lenguaje de signos sea considerado oficial. "Pero además se ha logrado la lucha eficaz contra el terrorismo etarra e islamista, con la detención de comandos, enjuiciamientos y condenas", añadió. Asimismo, adelantó que el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, destacará en el debate los avances de "una españa dividida y fragmentada" en la anterior legislatura a un país "unido, cohesionado y en diálogo".

"Esperamos que el PP mantenga una actitud más constructiva y que se centre en las preocupaciones de los ciudadanos", dijo el portavoz del PSOE, que lamentó que hasta la fecha hayan utilizado una cuestión de estado como el terrorismo para "erosionar" políticamente al Ejecutivo. "Esa es la forma que han tenido de hacer oposición, buscando la diferencia y la confrontación en lugar del acuerdo", actitud pese a la que el PP, según López Garrido, "tendrá la mano tendida".

"NO ES NECESARIO" UN NUEVO PACTO

El portavoz del PSOE en la Cámara Baja señaló que, pese a las declaraciones públicas del PP, "hay más coincidencias que nunca en torno a la forma de combatir el terrorismo entre todas las fuerzas democráticas", acuerdo constatado, según dijo, tras las reuniones que los grupos parlamentarios mantuvieron con Zapatero tras la ruptura de la tregua de ETA. En este sentido, añadió que el acuerdo se basa en la unidad de los demócratas frente al terrorismo de cualquier naturaleza, el instrumento del estado de derecho, el rechazo a las concesiones políticas como resultado de la violencia, la cooperación internacional, y el papel fundamental de las fuerzas de seguridad.

"En esto no hay discrepancias con independencia de la actitud exterior de algún partido", indicó. Preguntado por la posibilidad de que este acuerdo se plasme en un nuevo pacto antiterrorista que incluya a más formaciones políticas, apuntó que, a su juicio, "no hace falta ningún documento", ya que la coincidencia es "sustancial", pero no descartó que, a raíz del debate, se pueda plantear alguna resolución en este sentido.

"El Gobierno quiere que la unidad se consolide, y por eso ha promovido lo que genera unidad y ha descartado lo que la dificultaba", señaló el portavoz socialista.

JUICIO "MODÉLICO" DEL 11-M

Preguntado por la evolución del juicio sobre los atentados del 11-M en Madrid, señaló que el proceso ha sido "modélico" tanto en la investigación como en la instrucción, durante los que, además, se han preservado "todas las garantías para los acusados". Por ello, dijo sentirse "muy satisfecho" por la actuación de la Policía, los jueces y fiscales, en un proceso "seguido en todo el mundo".

Sin embargo, lamentó que se haya producido otro juicio paralelo, "el que mantienen los de la teoría de la conspiración y que ha sido seguido por dirigentes del PP a saco", según López Garrido. "Estos que dicen que los autores han sido otros, con intención de señalar al terrorismo etarra, han quedado absolutamente destruidos y desacreditados, así como quienes les defienden", indicó el diputado socialista que apuntó a que el origen de esta teoría está en que el Gobierno de Aznar "quiso hacer creer del 11 al 14 de marzo que el atentado era de ETA".

QUE EL PP PIDA PERDÓN POR EL 'CASO BONO'

Por último, López Garrido hizo referencia a la sentencia del Tribunal Supremo que anuló la condena que la Audiencia de Madrid había impuesto a tres policías por la detención de tres militantes 'populares' durante los incidentes ocurridos en una manifestación convocada por la Asociación de Víctimas del Terrorismo (AVT). López Garrido demandó a los dirigentes del PP Mariano Rajoy, Ángel Acebes y Esperanza Aguirre que "pidan perdón por las gravísimas acusaciones que lanzaron contra las instituciones".

López Garrido consideró que el Supremo ha acreditado que los hechos son "lo suficientemente graves como para ser investigados" debido a las agresiones "reiteradas" contra José Bono, entonces ministro de Defensa. "Entonces se nos dijo que se trataba de una acción política digan de estados antidemocráticos y se escucharon palabras con su habitual violencia verbal", recordó el portavoz del PSOE. "Además de decir que la Policía llevó a cabo una acción fraudulenta y delictiva se lanzaron todo tipo de epítetos y por eso estamos esperando a que haya una rectificación y una disculpa que admita que lo que dijeron fue un error y un dislate político", dijo. "Pero ya sabemos que el PP no reconoce las sentencias cuando no le vienen bien", ironizó López Garrido.