PSOE vuelve a criticar al PP por "arropar" al alcalde de Peguerinos

Actualizado: domingo, 21 marzo 2010 17:01

ÁVILA, 21 Mar. (EUROPA PRESS) -

El PSOE de Ávila exigió este domingo "responsabilidades políticas" al presidente provincial del PP, Antolín Sanz, "por cobijar en sus siglas el comportamiento delictivo" del aún alcalde de Peguerinos, condenado por la Audiencia Provincial a nueve años de inhabilitación para ocupar un cargo público, al considerarle culpable de un delito de prevaricación.

"Ante una decisión judicial que no ofrece dudas sobre la conducta improcedente del regidor de Peguerinos, el PP de Ávila no puede mirar hacia otro lado con divagaciones y falsas excusas", indicaron los socialistas en un comunicado recogido por Europa Press, en el que reclamaron a los 'populares' que asuman las responsabilidades políticas derivadas de dicha sentencia "que no se limitan a la necesaria y urgente dimisión del alcalde, sino que tienen que ir más allá debido a la actitud bravucona y arrogante de Antolín Sanz".

Tras la condena a Luis Alfonso Elvira, alcalde de Peguerinos, el PP abulense ha avalado al regidor y no le ha pedido la dimisión, alegando que la sentencia sería recurrida ante el Tribunal Supremo.

El PSOE recordó que el presidente provincial del PP ha defendiendo "pública y sistemáticamente" la "impecable gestión municipal, con vocación de servicio público" de Luis Alfonso Elvira, que a su juicio está "basada en la seriedad y en la honradez".

Los socialistas consideran que de estas manifestaciones, Sanz "no sólo no se ha retractado tras conocerse la sentencia condenatoria de la Audiencia Provincial sino que las refuerza cuando le preguntan sobre ello".

A juicio del PSOE, los abulenses no "merecen" un dirigente político "que no se toma en serio las decisiones judiciales para eludir sus responsabilidades", como ha demostrado en el caso de Peguerinos, pero también en el de otros alcaldes populares que han sido imputados por los jueces.

En esta línea, señalaron que "el código ético del PP obliga a sus dirigentes a poner a disposición de los órganos de dirección el puesto que desempeñan, si de la apertura de cualquier procedimiento jurisdiccional pudieran derivarse indicios racionales de comisión de un delito".