Puig ve terrible que Vox llevara una esvástica a Corts: "El respeto a la historia debería hacerles bajar la cabeza"

Publicado 28/11/2019 13:31:04CET
El diputado de Vox David García retira la esvástica colgada en la tribuna de las Costs tras pedirlo el presidente del Parlamento, Enric Morera
El diputado de Vox David García retira la esvástica colgada en la tribuna de las Costs tras pedirlo el presidente del Parlamento, Enric Morera - TWITTER VOX/EUROPA PRESS

La portavoz de Vox asegura que con la esvástica y la hoz y el martillo "tachados" querían mostrar que "ni unos ni otros"

VALENCIA, 28 Nov. (EUROPA PRESS) -

El presidente de la Generalitat Valenciana, Ximo Puig, ha afirmado que este miércoles casi le da "un síncope" al ver que Vox se atrevió a llevar una fotografía con una esvástica a Les Corts, lo que le parece "terrible". "El respeto a la historia y a las personas que han muerto por la libertad debería hacerles bajar la cabeza", ha espetado a los diputados de esa formación.

Puig se refería así a la instantánea que el diputado de Vox David García pegó en el frontal de la tribuna de oradores cuando realizaba, a última hora de la tarde, una interpelación a la consellera de Transparencia, Rosa Pérez, sobre memoria histórica. En esa fotografía aparecían una esvástica y la hoz y el martillo tachadas. El presidente ha mostrado su respeto a "todos aquellos que dieron la vida por la libertad" y ha advertido de que no caminará "por la senda del odio que transitan" en Vox.

Vox en su Twitter explica que "hoy (por ayer) condenábamos, como promulgó la UE, el nazismo y el comunismo con sus símbolos tachados. La izquierda radical ha dicho que hacemos apología". Asimismo añade que el presidente de la cámara, Enric Morera, les había hecho quitar la imagen "por no contrariar a sus socios comunistas. Queda claro que no condenan el comunismo".

Por su parte, Enric Morera, también por Twitter, explicaba que había hecho "quitar un símbolo nazi que ofende a todos los demócratas" y acusaba a Vox de provocar "un escándalo en las Corts enseñando una esvástica".

INTERPELACIÓN POR LOS ERE

En la sesión de control de este jueves, la portavoz del partido liderado por Santiago Abascal, Ana Vega, ha preguntado a Puig si piensa dimitir y convocar elecciones tras la sentencia de los ERE y la investigación a su hermano Francis Puig por las ayudas públicas recibidas de la Generalitat. "No y no", ha respondido el 'president'.

Vega ha insistido en que Puig debe dar explicaciones por las ayudas concedidas a su hermano desde Educación para el fomento del valenciano en medios de comunicación, aunque ha apuntado que su actitud es "comprensible" en un partido como el PSOE, que históricamente se ha dedicado al "saqueo continuo a las instituciones y al ciudadano".

Se ha remontado a la etapa de Juan Negrín, ha recordado casos como Rumasa, Filesa, los fondos reservados hasta llegar a los ERE. "¿No les da vergüenza pertenecer a un partido con esta historia?", ha agregado, que "va camino de ser la organización criminal más longeva de toda Europa".

Le ha pedido que "no castigue más a los ciudadanos con sus pésimas políticas" y más aún cuando "en el Botànic no se soportan los unos a los otros". Vega ha apelado a Compromís y Unides Podem también: "Lo beligerantes que son con la corrupción de enfrente y lo bien que se tragan la de al lado".

En su réplica, Puig ha afirmado: "No para de sorprenderme, con lo poco que les gustaban a ustedes las elecciones ahora quieren más. Si han estado muchos años en su historia que no han querido elecciones y ahora, ¿quieren más? Los valencianos decidieron en democracia".

Además, ha afirmado que no iba a contestar "las mentiras permanentes que está diciendo", ha reiterado sobre el caso de su hermano que confía en la justicia y en los técnicos de la Generalitat, "y si alguien ha hecho algo mal tendrá que asumir sus responsabilidades", y sobre los ERE ha indicado que es algo que pasó en Andalucía.

"Si yo tengo que asumir alguna responsabilidad por algo que ha pasado en Andalucía que ya se asumió por sus responsables en aquel momento, el PP tendría que asumir por lo de Madrid. No tiene ningún sentido", ha subrayado, preguntando también si ella iba a asumir responsabilidades por las declaraciones de Javier Ortega Smith o está de acuerdo.

"FRIVOLIZACIÓN" DE LOS SÍMBOLOS

Del mismo modo, el síndic socialista, Manolo Mata, ha criticado que estamos ante "una frivolización" de los símbolos que "nos retrotaen a lo peor de la historia de la humanidad y de Europa" y ha considerado "vergonzoso" que ocurra en el parlamento valenciano.

Al respecto, ha subrayado que el diputado David García "vulnera cualquier ley que hay en el Estado español, ya sea deportiva o administrativa, al exhibir símbolos de odio que llevaron a matar a más de seis millones de judíos y a la gente que era diferente, y eso no es un motivo de frivolización".

Mata, que ha recordado que el entrenador del València CF en 1992, holandés Guus Hiddink, paró un partido en el estadio de Mestalla para retirar una pancarta con símbolos nazis, ha advertido que es "un drama lo que estamos viviendo".

Así, ha alertado de que estamos en "una época muy gris de la historia contemporánea en la que hay operaciones mundiales para que el fascismo regrese". "Y lo de ayer sobrepasó todos los límites", ha recalcado Mata, que ha recordado que España "no hace mucho vivió una dictadura y un régimen fascista y aún hay gente que lo recuerda con nostalgia" cuando en Alemania "lo hubiera detenido".

Mata cuestiona que el diputado hubiera tachado la cruz gamada sino que cree que formaba parte del círculo de la esvástica y, en cualquier caso, ha reprochado que quienes "se dedican a perseguir a los que se ponen un lazo amarillo o exijan que se detengan a quienes ponen una estrella en una bandera" exhiban un cruz gamada. "Es una barbaridad, pero me parece peor el discurso, que fue brutal", ha señalado.

"NI UNOS NI OTROS"

Por contra, la portavoz de Vox, Ana Vega, ha acusado de querer "tergiversar constantemente" el mensaje de su formación porque ha aclarado que lo que pretendían con esta iniciativa de mostrar la esvástica y la hoz y el martillo comunistas "tachados" era "reflejar" en el parlamento que "ni unos ni otros".

Así, en declaraciones a los medios, ha explicado que los dos símbolos estaban "tachados con un prohibido" y con este cartel lo que querían eran "reflejar" en el parlamento que "ni unos ni otros".

Al respecto, ha señalado que ellos "no son historiadores" y, por tanto, "no van a juzgar la Historia" sino que lo que hacen es "ponerla encima de la mesa". "Y evidentemente cada uno tiene que asumir la suya", ha apuntado.

Contador