Actualizado 14/07/2007 17:23 CET

Rajoy dice que el Gobierno "ha agotado su crédito" y se compromete a devolver a España "moderación y sentido común"

MARRÓN, 14 Jul. (EUROPA PRESS) -

El presidente del Partido Popular, Mariano Rajoy, afirmó hoy en Cantabria que el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero "ha agotado todos sus proyectos y todo su crédito", después de tres años caracterizados por "la radicalidad, las disputas, la anormalidad y la división de los españoles", y anunció que convocará a toda la sociedad "para diseñar un proyecto de futuro que permita abrir un periodo de normalidad, sensatez, moderación y sentido común".

Rajoy realizó estas afirmaciones durante su intervención en la Fiesta regional del PP de Cantabria, que congregó a miles de personas en la campa del Santuario de la Bien Aparecida, en Ampuero. El líder nacional de los 'populares' señaló que "ya no quiere preocuparse más" por Zapatero y su Gobierno y destacó que es el momento de "alternativas serias y proyectos de futuro".

En este sentido, explicó que el programa electoral del PP para las generales de 2008, cuyos trabajos se iniciarán este mismo lunes, será un programa "abierto, para todos", que "apostará por la unión de los españoles, no por la división", defenderá "la Nación española, la libertad y la igualdad de derechos, obligaciones y oportunidades" y se ocupará "de lo que realmente importa a la gente".

Recordó además que en ese programa electoral, el PP propondrá la reforma de la Ley Electoral, para "respetar la voluntad" de los votantes y garantizar que gobierne quien gane las elecciones. Rajoy señaló que, de esta forma, "se evitará que la gente se aleje cada vez más de la política", "porque si no, las personas normales" se preguntarán "para qué sirve" su voto. Recordó al respecto que "en un partido de fútbol gana quien mete más goles" y destacó que en las elecciones debe ocurrir igual.

Puntualizando que no se refiere a Cantabria, añadió que el PSOE "ha pactado en toda España con partidos radicales, independentistas y extremistas que huyen de la moderación y generan tensión y división".

Con el PP "volverá a España la moderación y el sentido común", subrayó. "No queremos oír hablar más del pasado, de la memoria histórica, de si España son tres o cuatro (naciones) o de la Alianza de las Civilizaciones", insistió, sino "de lo que importa a la gente", es decir, de "sanidad, infraestructuras, hipotecas, sueldos, precios, pensiones, de eso de lo que no quiere hablar Zapatero", apostilló.

"No me apunto ni al aburrimiento ni a los carcas de la izquierda, que van camino irremediablemente de la Edad Media. El PP va a entrar de lleno en el siglo XXI", aseguró Rajoy, quien añadió que "de Franco y la República hablen ellos" y, mientras tanto, los 'populares' hablarán "de lo que pasa en China, en Estados Unidos o en India".

Además de la reforma del sistema electoral, Rajoy prometió que bajará el impuesto de sociedades y el IRPF (renta) y eliminará el impuesto de patrimonio, y destacó como principal "reto de futuro" el de "volver a situar a España en el lugar que le corresponde en el contexto internacional y a la cabeza de Europa". Al mismo tiempo, resaltó la importancia de la planificación, porque "no se puede gobernar a golpe de ocurrencias o anuncios", dijo.