Robles define la enseñanza del español en las misiones de la ONU como un "instrumento de paz y convivencia"

Publicado 10/07/2019 14:04:44CET
El director del Instituto Cervantes, Luis García Montero (2i) y la ministra de Defensa en funciones, Margarita Robles (3i), durante la jornada informativa sobre 'La labor de las Fuerzas Armadas en la enseñanza del español en operaciones militares'.
El director del Instituto Cervantes, Luis García Montero (2i) y la ministra de Defensa en funciones, Margarita Robles (3i), durante la jornada informativa sobre 'La labor de las Fuerzas Armadas en la enseñanza del español en operaciones militares'.Oscar Cañas - Europa Press

MADRID, 10 Jul. (EUROPA PRESS) -

La ministra de Defensa, Margarita Robles, ha presidido este miércoles una jornada informativa sobre la labor de las Fuerzas Armadas en la enseñanza del español en operaciones militares a través del Programa Cervantes, que ha tenido lugar en la sede del Instituto Cervantes de Madrid. Robles ha destacado el valor de la enseñanza del español por parte de los militares, catalogándola de "instrumento de paz y convivencia" y como "una de las mayores potencias" que tiene España.

La titular de Defensa ha agradecido, en especial, la labor desempeñada por el contingente español destinado en el Líbano bajo la bandera de los cascos azules de la ONU en misión de paz, que ha vuelto a España recientemente. Robles ha querido trasladar el "profundo orgullo" que sienten desde el Ministerio de Defensa por "hombres y mujeres que dejan a sus familias para defender la paz" y que están "muy implicados" con la población civil del Líbano a través de la enseñanza del español.

El director del Instituto Cervantes, el escritor y poeta Luis García Montero, ha querido destacar también la labor de los militares españoles destinados en el Líbano, donde han conseguido atraer hasta a 6.000 alumnos de español en veinte localidades del sur del país.

Además, Montero ha identificado la enseñanza del español como un proceso favorable al "acercamiento intercultural" y a la "interacción entre las tropas y la población civil local". "El Programa Cervantes sirve de llave para entrar en localidades donde se respiraba cierta animadversión a los cascos azules de la ONU", ha señalado el director de la institución que acogía el acto.

Por su parte, el general y jefe de la Brigada Galicia destinada en el Líbano, Antonio Romero, ha explicado que las actividades CIMIC, el proyecto de cooperación cívico-militar donde se encuentra enmarcado el Programa Cervantes, son "indispensables en el Líbano" para el buen desarrollo de las misiones de paz de los cascos azules. Así pues, el objetivo principal es que las Fuerzas Armadas estén lo más integradas posibles en el funcionamiento normal de la población civil local.

"Las clases de español facilitan el que podamos entrar en ciertas ciudades y podamos contactar con la autoridad y la población civil. El idioma español que ofrecemos a la población es algo muy potente y apreciado. Si les ofrecemos la posibilidad de aprenderlo, es algo lo suficientemente atractivo como para que cambien esa actitud de rechazo a las tropas", ha señalado el general Romero.

Por último, el coronel y jefe de la Sección de Influencia, Juan Bustamante, ha destacado que las actividades CIMIC tienen dos principales objetivos: la "tarea humanitaria" y el "facilitar la realización de la misión militar en un entorno más seguro y favorable", tanto para la población civil como para las tropas del contingente.

Contador