Actualizado 15/11/2007 20:28 CET

Rouco Varela recuerda "la responsabilidad económica" de los cristianos con la Iglesia

MADRID, 15 Nov. (EUROPA PRESS) -

El cardenal arzobispo de Madrid, Antonio María Rouco Varela, recordó hoy con una carta pastoral la "responsabilidad económica" de los cristianos en su relación con la Iglesia y subrayó que, "actualmente, ésta no puede llevar adelante su misión sin la aportación de sus fieles".

Coincidiendo con la celebración del del Día de la Iglesia Diocesana en toda España este domingo, Rouco Varela explicó, en una misiva titulada 'Todo lo tenían en común' que, "desde sus orígenes, la Iglesia ha vivido y ha realizado su misión con la ayuda de todos sus miembros", porque "todo lo tenían en común y ninguno de sus miembros pasaba necesidad".

"Los cristianos con una visión unitaria de la evangelización eran conscientes de que lo económico, como sucede en cualquier realidad humana y social, pertenecía a la entraña de su responsabilidad como creyentes", continúa la epístola.

Así, el texto del cardenal afirma que "la Iglesia actual no puede llevar adelante su misión sin la aportación de sus fieles, que tiene su motivación última en el don de la fe, de la gracia de Cristo y de la misma Iglesia, de la que se reciben todos los medios necesarios para la salvación" y continúa asegurando que "un cristiano que no se toma en serio su responsabilidad económica con relación a la Iglesia no ha llegado a entender plenamente la comunión de la que forma parte gracias al bautismo y a la Eucaristía".

"La Encarnación de Cristo, que le despojó de todo para ser plenamente nuestro, es el motivo último de nuestra entrega, tanto de nosotros mismos, como de nuestros bienes", insiste el cardenal arzobispo, señalando que "Cristo ha enriquecido al hombre para que éste pueda enriquecer a otros".

Por este motivo, invitó a los diocesanos a la "generosidad" en su "aportación". "La nueva situación económica, tal y como se informa en las cifras de la campaña de este año, exige que podamos contar con recursos fijos y estables, no sólo con la aportación de las colectas, sino mediante las suscripciones que nos permiten poder hacer planes a corto y largo plazo como ocurre con cualquier familia y comunidad humana", apostilla Rouco Varela.

La carta pastoral concluye pidiendo que se mire a Cristo, "que no vino a ser servido sino a servir y dar la vida por todos, para encontrar muchas ocasiones de imitarle y de servirle en la Iglesia".

La celebración del Día de la Iglesia Diocesana coincide este año con la nueva campaña de comunicación que la Conferencia Episcopal Española ha puesto en marcha para informar exhaustivamente sobre el sistema de financiación de la Iglesia Católica.