Sánchez defenderá a las mujeres si el nuevo Gobierno andaluz adopta medidas regresivas por presión de Vox

Pedro Sánchez hace balance de gestión tras pasar seis meses en la Moncloa
Ricardo Rubio - Europa Press
Publicado 28/12/2018 15:30:01CET

Advierte a PP y Ciudadanos de que los problemas de España se solucionarán desde la "moderación" y no con "crispación"

MADRID, 28 Dic. (EUROPA PRESS) -

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha advertido este viernes de que su Gobierno usará "los instrumentos del Estado para defender la seguridad y libertad de las mujeres" en el eventual caso de que un Gobierno de PP y Ciudadanos en Andalucía, apoyado por Vox, adopte medidas regresivas para ellas.

Si ese Ejecutivo "recorta derechos y libertades recogidas en leyes aprobadas en el Parlamento de España" o "pone en cuestión la seguridad de las mujeres", Sánchez ha avisado de que su Gobierno tomará medidas para defender a las mujeres.

Así lo ha anunciado en rueda de prensa posterior al último Consejo de Ministros del año, que ha aprovechado para subrayar la incoherencia que, a su juicio, supone que PP y Ciudadanos estén dispuestos a contar con los votos de Vox para echar al PSOE de la Junta de Andalucía. "Estar al mismo tiempo en el sentido común y con los extremistas no es posible", ha avisado.

"Ha llegado el momento de que los distintos grupos políticos decidan de qué lado están. Y desgraciadamente lo que hemos visto en Ciudadanos es abrazar las tesis de la derecha y apoyarse en la ultraderecha para poder gobernar en Andalucía. Espero que los españoles tomen nota", ha señalado.

Preguntado si la actuación de Ciudadanos en Andalucía hará imposible que el PSOE pueda pactar con los 'naranjas', Sánchez ha respondido que quien ha rechazado pactar con el PSOE es precisamente Ciudadanos, a quien ha retado a que explique por qué accede a apoyarse en una fuerza claramente "antieuropeísta" como es Vox.

CULPA A CASADO DE NO TENER UNA RELACIÓN NORMALIZADA

Sánchez también ha culpado al PP de impedir, con su extremismo actual, tener una relación normalizada con su Gobierno. "Dos no bailan si uno no quiere", ha señalado cuando se le ha preguntado si hará algo por enderezar la relación con el principal partido de la oposición.

El presidente se ha quejado de que sólo recibe de Casado referencias tales como que es un "presidente ilegítimo" o "golpista", por lo que ha achadado al nuevo líder del PP la responsabilidad de impedir una relación normalizada entre el Gobierno y el principal partido de la oposición.

A ambas formaciones, tanto al PP como a Ciudadanos, les ha avisado de que los problemas que afronta España no se solucionará a través de la "crispación", sino de la "moderación".

Contador