Sánchez irá al Consejo Europeo con ánimo constructivo para dar máximas posibilidades a un Brexit con acuerdo

El presidente del Gobierno asiste al Consejo Europeo (2ª jornada)
Moncloa
Publicado 09/04/2019 14:54:19CET

Quiere escuchar las propuestas de May antes de hablar de plazos y condiciones

MADRID, 9 Abr. (EUROPA PRESS) -

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, acudirá este miércoles al Consejo europeo extraordinario sobre el Brexit con un espíritu constructivo para dar las máximas posibilidades a una salida de Reino Unido basada en el acuerdo, han informado fuentes gubernamentales.

La primera ministra británica, Theresa May, viajará a Bruselas tras reunirse este martes con la canciller alemana, Angela Merkel, y el presidente francés, Emmanuel Macron, y los gobiernos europeos esperan que pida una nueva prórroga, hasta el 30 de junio, para lograr el visto bueno del Parlamento británico al acuerdo de salida, que incluye un periodo de transición que evitaría la salida desordenada.

El Gobierno español desea un Brexit acordado, que además facilitaría que la relación futura sea lo más estrecha posible, cosa que conviene a España por las intensas relaciones económicas entre los dos países. Sin embargo, las fuentes admiten que cualquier escenario es posible, y que no está descartada una salida abrupta el próximo 12 de abril.

Con todo, la pelota sigue estando en el tejado de May. El Gobierno de Sánchez insiste en que los problemas de Londres deben solucionarse en Londres y ven con cierta esperanza los últimos movimientos del Parlamento británico y el inicio de negociaciones entre los conservadores y los laboristas para un asunto que es, claramente, de Estado.

Así, señalan que lo primero será escuchar a May para ver si se limita a pedir la prórroga hasta el 30 de junio, como ya ha hecho por carta o, después de las votaciones parlamentarias, incluye elementos nuevos. También estará sobre la mesa la propuesta del presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, de una extensión flexible de un año, aunque no es aún una propuesta formal.

En cualquier escenario, el Gobierno español tiene claro que el acuerdo de salida no se puede renegociar. También, que si Reino Unido sigue en la UE más allá del 22 de mayo, tendrá que celebrar elecciones europeas con todas las consecuencias.

Y, además, que en todo el periodo de prórroga debe haber lealtad y buena fe por parte de Reino Unido, es decir, que Londres no incurra en actos unilaterales que puedan malograr el acuerdo de retirada.

¿LONDRES BOICOTEANDO A LA UE?

Ello a raíz de declaraciones de diputados conservadores como Jacob Rees-Mogg, que ha apostado porque, en caso de prórroga, Londres tenga la peor actitud posible con la UE. Cuanta más larga la prórroga, más oportunidades tendrían los euroescépticos de actuar así y más importante será para los europeos intentar negociar alguna garantía o condicionalidad.

No obstante, las fuentes admiten que es muy probable que esas garantías solo puedan ser políticas, porque jurídicamente no parece posible limitar la capacidad de acción de un Estado miembro. O se es socio de la UE o no se es, resumen, y lo mismo sucede con los eurodiputados.

Además, rechazan la tesis de que entre los socios europeos haya gobiernos más 'duros' o más 'blandos' con Londres. En su opinión, todos los Gobiernos, igual que el español, se están moviendo entre la defensa de sus intereses nacionales y la construcción europea.

NADIE QUIERE UNA SALIDA SIN ACUERDO

Es más, aseguran que ningún líder se ha pronunciado a favor de una salida desordenada, sino que todos trabajan por el acuerdo y, además, salvaguardando una unidad que hasta ahora ha sido muy valorada por los Veintisiete.

Lo que sucede, dicen, es que es difícil tener una posición definida en un escenario que evoluciona permanentemente. En esta ocasión, apuntan, no se trata de elegir opciones o poner o quitar comas, sino que los líderes están ante una "página en blanco".

Según fuentes del Ejecutivo, Sánchez llegará a Bruselas directamente para el Consejo Europeo, sin tiempo para participar en la habitual cumbre de los socialistas europeos, ni tampoco, previsiblemente, en una reunión informal de varios presidentes que intenta promover el Gobierno belga.

Contador

Para leer más