Sánchez replica a Torra que en un Estado de Derecho las sentencias se acatan aunque no se compartan

405840.1.644.368.20180905181154
Vídeo de la noticia
Actualizado 05/09/2018 18:33:21 CET

MADRID, 5 Sep. (EUROPA PRESS) -

El jefe del Ejecutivo, Pedro Sánchez, ha recordado este miércoles al president de la Generalitat catalana, Quim Torra, que en un Estado democrático de Derecho como es España los gobernantes tienen que "acatar" las sentencias judiciales, aunque no se compartan.

Así ha respondido desde Estocolmo, en rueda de prensa con su colega sueco, Stefan Löfven, a la conferencia impartida el martes por Torra, en la que señaló que no aceptará otra sentencia que no sea la "absolución" de los dirigentes independentistas encausados por el 'procés'.

Este miércoles Torra sembraba la polémica sugiriendo que estaría dispuesto a abrir las cárceles catalanas en caso de sentencia condenatoria, aunque posteriormente matizó que será el pueblo el que lo decida.

Sánchez ha apelado a todos los actores políticos a hacer un ejercicio de "mayor responsabilidad y menos gesticulación" porque lo que está en juego hoy en Cataluña no es la independencia sino la convivencia.

El presidente, que siguió "atentamente" la conferencia de Torra, ha subrayado que el Gobierno español "se toma muy en serio el diálogo y la negociación" con la Generalitat, y está "dispuesto a abrir" espacios de entendimiento en cuestiones de financiación y en materia de leyes sociales.

Sánchez ha remarcado que su Gobierno entiende que la política no tiene que "enquistar" problemas, sino resolverlos. Y la cuestión catalana, ha señalado, se prolonga ya por más de una década.

UNA GRAN CONVERSACIÓN ENTRE CATALANES

Pero al igual que el Gobierno se toma en serio su "obligación de dialogar" con el Govern, a éste le ha urgido a que abra "una gran conversación entre nacionalistas y no nacionalistas" porque la propuesta que planteó el martes Torra "sólo puede satisfacer a una mitad de catalanes".

En opinión de Sánchez, el elemento aglutinador de la sociedad catalana en la actualidad tiene que ver con el autogobierno, de modo que la solución ha de venir de una reforma del Estatut.