Actualizado 09/05/2007 00:09 CET

Sanz dice que el arzobispo de Pamplona "siempre defiende la libertad" y cree que se le ha malinterpretado

PAMPLONA, 8 May. (EUROPA PRESS) -

El presidente del Gobierno de Navarra, Miguel Sanz, afirmó hoy que él "nunca criticará las palabras del arzobispo de Pamplona, porque su discurso está siempre unido a los valores de la libertad y la espiritualidad".

Así lo señaló Sanz en declaraciones a Europa Press al inicio del acto de presentación de los candidatos de UPN a Pamplona, donde se refirió a las reacciones formuladas tras las palabras pronunciadas por el arzobispo, Fernando Sebastián, quien dijo que algunos partidos de la extrema derecha española eran "dignos de consideración y de apoyo". Según Sanz, sus palabras "o han sido malinterpretadas o no han sido bien entendidas".

Por tanto, precisó, "no quiero juzgar por una mala interpretación" el discurso "sereno, riguroso y lleno de valores que siempre han estado unidos al arzobispo de Pamplona".

ANULACIÓN DE LISTAS DE ANV

El presidente del Gobierno foral también aludió a la anulación de las 133 candidaturas de ANV por parte del Tribunal Supremo que, a su juicio, "deja en evidencia al Gobierno de Zapatero, porque pone de manifiesto, al aceptar los recursos de impugnación, que de haber mediado una petición de ilegalización por parte de la Abogacía del Estado y de la Fiscalía el Tribunal Supremo hubiera considerado que existen causas para la ilegalización" de dicha formación.

Pero el Tribunal Supremo, precisó Sanz, "no puede ir más allá de lo que se plantea, y en este caso lo que se le ha planteado por parte de la Abogacía y del Fiscal General, que ha hecho seguidismo de la Abogacía, ha sido la ilegalización de un número determinado de listas de ANV y no se le ha planteado la impugnación de otras listas".

"Es inconcebible, por poner un ejemplo local, que la lista de ANV al Ayuntamiento de Tafalla no haya sido impugnada cuando está conformada por una persona que al mismo tiempo va la número 26 en la lista del Parlamento, y ésta sí que se ha impugnado".

Para Miguel Sanz, "un partido no puede ser legal o ilegal en virtud de los lugares en los que se presenta, sino en virtud de la ideología que representa".