Sectores de UP destacan como Irene Montero potencia su perfil político mientras se estanca la relación con Sumar

La secretaria general de Podemos y ministra de Derechos Sociales, Ione Belarra (i), y la ministra de Igualdad, Irene Montero (d), protagonizan el acto 'Con todas, por todas’, a 26 de noviembre de 2022, en Madrid (España).
La secretaria general de Podemos y ministra de Derechos Sociales, Ione Belarra (i), y la ministra de Igualdad, Irene Montero (d), protagonizan el acto 'Con todas, por todas’, a 26 de noviembre de 2022, en Madrid (España). - Fernando Sánchez - Europa Press
Publicado: domingo, 4 diciembre 2022 11:32

Reprochan a Podemos tensar más de la cuenta y presionar para ganar fuerza en un futuro Frente Amplio.

MADRID, 4 Dic. (EUROPA PRESS) -

Sectores de Unidas Podemos aprecian que la ministra de Igualdad, Irene Montero, ha potenciado su perfil público y su vertiente ideológica, que coincide con la dinámica de reivindicación de la formación morada como principal partido a la izquierda del PSOE.

Todo ello en un contexto en el que la relación con Sumar, la plataforma impulsada por Yolanda Díaz, de cara a las elecciones generales se mantiene en el aire, unido al llamamiento de los morados a la clarificación.

Fuentes del espacio ven claro que Montero ha aumentado su protagonismo a raíz de las polémicas por la Ley del 'solo sí es sí' y su defensa de la normativa frente a la rebaja de penas aplicadas a condenados en varios tribunales, las diferencias con el PSOE por la Ley Trans, los ataques de Vox en el Congreso y la controversia generada por sus acusaciones al PP de fomentar la "cultura de la violación" mediante campañas institucionales por el 25N en Galicia o Madrid.

En ese sentido, recalcan que estos acontecimientos motivan esa mayor exposición pública y la necesidad de defenderse ante una elevada presión (con la derecha pidiendo su dimisión), pero también está sirviendo para vindicar su figura y una mayor acentuación de su faceta política en ese escenario.

Los morados desplegaron recientemente un acto de cierre de filas con Montero, con una gran movilización de simpatizantes y cuadros, encabezadas por la secretaria general Ione Belarra, y se defendió a la ministra de Igualdad como referente y vanguardia de las políticas feministas, además de denunciar la "cacería política" para tratar de destruirla.

LECTURA EN EL PLANO INTERNO

El resto de dirigentes del espacio confederal han mostrado también su apoyo a Montero. Sin embargo, ciertos sectores de la confluencia de izquierdas también piensan que hay un mensaje claro en el plano interno, de marcar agenda y demostrar la capacidad de Podemos de dar la batalla ideológica con la derecha, en línea con la conclusión del partido de la 'Uni de otoño'.

Y aquí esas voces ven un contraste con el perfil de Díaz, más volcada en la propuesta económica y laboral, con un estilo tendente a rebajar la confrontación y en plena fase de construcción de su plataforma que también la limita hasta ahora para tomar la iniciativa.

Además inciden en que el liderazgo que Díaz aplica al espacio se basa en la coordinación ejecutiva, pero creen necesario que eleve pronto su faceta más política y fijar la línea primordial en la confluencia confederal.

TENSIÓN EVIDENTE

También recalcan que es evidente que la tensión dentro del espacio persiste y que las relaciones se han ido agrietando. De hecho, algunas voces del espacio llaman a cambiar la dinámica, recoser relaciones y admitir que todas las partes tienen parte de responsabilidad para esforzarse en buscar fórmulas de encaje.

Durante las últimas semanas varias fuentes del espacio enfatizaban que la incertidumbre que rodea a Sumar provoca malestar en Podemos y algunas reconocen que algo se está haciendo mal si los morados se sienten desplazados. También abunda el criterio de que este partido tensa más de la cuenta y presiona para ganar fuerza en un futuro Frente Amplio.

Aún así, nadie quiere ponerse en el escenario de fractura y ahondan en la necesidad de la unidad para el próximo ciclo electoral.

El pasado lunes, la propia Montero trasladaba que aún había tiempo para una coalición con Sumar, dado que el partido no quiere subsumirse en esa plataforma, que definía como su "partido", y que era la vicepresidenta la que tenía que aclarar sus planes. La dirección del partido ahondaba en ese mensaje al solicitar concreción, desde su voluntad de confluir en candidaturas de unidad.

A principios de mes y tras la 'Uni de otoño', Podemos reivindicó un mensaje de respeto a sus logros dentro de la izquierda y su condición de actor político principal en el eje de la izquierda, de cara a una futura confluencia.

Ya en ese foro, la ministra de Igualdad tuvo una intervención destacada pero centrada en resaltar la militancia de Podemos, así como su empuje para conformar el Gobierno de coalición y los avances de la legislatura más destacados.

DÍAZ, LLAMAMIENTO A LA UNIDAD

Por su parte, Díaz prosigue con sus actos de su proyecto y ayer, en Galicia, hizo un llamamiento a "sumar" en referencia a otras fuerzas de izquierda y a ser "responsables" para que el "partido del odio" no llegue "a las administraciones públicas".

También manifestó la necesidad de ser ejemplares y rehuir del "ruido", que genera la oposición, para volcarse en las políticas de mejora de la vida de la gente.


Más información