Publicado 16/02/2020 11:08CET

El síndic de Greuges declarará el martes en la Audiencia Nacional por el viaje a la final de la Champions

Síndic de Greuges, Rafael Ribó
Síndic de Greuges, Rafael Ribó - EUROPA PRESS - Archivo

MADRID, 16 Feb. (EUROPA PRESS) -

El síndic de Greuges, Rafael Ribó, ha sido citado como investigado el próximo martes, 18 de febrero, por el juez de la Audiencia Nacional José de la Mata por el viaje que presuntamente le pagó un empresario para acudir a la final de la Champions en Berlín en el año 2015.

Ribó comparecerá a petición propia en el marco del conocido como caso del 3% sobre presunta financiación ilegal de Convergència Democrática de Catalunya (CDC), en su caso por el viaje del que supuestamente se habría beneficiado junto a su familia y que le habría pagado el empresario Jordi Soler.

Según la investigación, las mercantiles Electromecánica Soler, Grup Soler Constructora y Soler Global Service afrontaron los 39.900 euros que costó el alquiler del avión y la furgoneta para los desplazamientos en Berlín durante aquel viaje, al que Ribó supuestamente acudió con su hija.

Los informes de la Guardia Civil apuntan a que el síndic de Greuges se benefició de aquel viaje sin tener ninguna relación de amistad con Soler que lo justificase. El propio Soler declaró en la Audiencia Nacional que accedió a invitar a Ribó a petición del que fuera diputado de Convergència Ramón Camp.

Camp también compareció ante el titular del Juzgado Central de Instrucción número 5, al que dijo que era amigo de la familia Soler y que ya en 2009, cuando el FC Barcelona jugó en Roma un partido, coincidió con Ribó. De hecho, en esa ocasión, la vuelta ya la hicieron en un avión fletado por Soler.

14 PASAJEROS

Tras esa primera experiencia, según la versión de Camp, éste invitó tanto a Soler como a Ribó a una cena 'de parejas', y tiempo después, ya en 2015, es cuando el empresario decide organizar el viaje a la final de Champions en Berlín. Fue entonces cuando le contactó Camp para consultarle si podía sumarse al viaje junto a su mujer y su hija.

Finalmente, en el vuelo fueron 14 personas, ocho de la parte de Soler y seis de la parte de Camp --incluidos los tres de la familia Ribó--. Se da la circunstancia de que la hermana del exjugador del FC Barcelona y entrenador Pep Guardiola es pareja de Camp.

El instructor del caso del 3% entiende que "no consta la existencia de fin alguno distinto para haber realizado Soler esta invitación que la mera consideración por su parte a la función o cargo que Ribó desempeñaba", como tampoco consta "la existencia de relaciones de familiaridad o de especial amistad íntima" entre ambos y además, el propio empresario consideraba que el viaje era "comercial", como dijo por mensaje a un tercero.

Para leer más