Sindicatos de la Policía denuncian a Aragonés (ERC) ante la Fiscalía por llamarles "delincuentes"

El 'número tres' de ERC y vicepresidente de la Generalitat, Pere Aragonès
@ESQUERRA_ERC
Publicado 14/11/2018 18:47:27CET

MADRID, 14 Nov. (EUROPA PRESS) -

Los sindicatos de la Policía Nacional SUP, CEP, UFP y SPP han anunciado que han remitido una denuncia ante la Fiscalía General del Estado por las declaraciones en las que el vicepresidente de la Generalitat, Pere Aragonés (ERC), les llamó "delincuentes" por la actuación que llevaron a cabo durante el referéndum del 1-O, que la Justicia ordenó que no se celebrara.

Los sindicatos representativos en el Consejo de la Policía se muestran "hastiados" por ser utilizados como "ariete" con la intención de provocar un "desgaste inútil de una de las instituciones más valoradas". Se quejan, además, de que no haya una respuesta "por parte de los sucesivos responsables políticos".

El pasado fin de semana, estos cuatro sindicatos acusaron a Aragonés de poner "de forma intencionada en peligro la frágil paz social" existente en Cataluña, tratando de provocar con sus declaraciones "un enfrentamiento estéril entre ciudadanía y fuerzas de orden público".

El vicepresidente catalán los había calificado de "delincuentes", en referencia a las cargas policiales del 1-O. Los sindicatos señalaron que estas palabras eran "indecentes e irresponsables" y que hacían gala de una "arriesgada torpeza". "Mostramos nuestra absoluta repulsa en relación a las manifestaciones realizadas por Aragonés", añadían.

"El amparo legal que le respalda como aforado no es más que un paraguas de cobardía que permite gratuitamente al señor Aragonés generar una tensión innecesaria entre una parte de los ciudadanos catalanes y los miembros de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado", aseguraron los sindicatos, destacando que había obtenido una "notoriedad mediática" a costa de la imagen de la Policía Nacional y la Guardia Civil.

Por este motivo, los sindicatos de Policía Nacional constituidos en Unidad de Acción exigían al resto de actores del ámbito político, y en especial a los responsables del Gobierno de Pedro Sánchez, que de "forma contundente" se tomen las medidas que sean necesarias para corregir comportamientos "mezquinos" como el protagonizado por Aragonés.

Contador