Actualizado 30/05/2008 14:21 CET

Solana pide a Occidente dar confianza a China y al nuevo presidente ruso

Augura que su generación no verá cómo los europeos escogen a su presidente

BARCELONA, 30 May. (EUROPA PRESS) -

El secretario general del Consejo de la Unión Europea (UE) y Alto Representante de la PESC, Javier Solana, pidió hoy a Occidente dar confianza a China y acompañarla en su desarrollo, y reclamó la misma confianza para Rusia tras la llegada del nuevo presidente, Dmitri Medvedev.

"Necesita que el mundo occidental le dé unas confianzas que todavía no le ha dado", indicó en una conferencia en las Jornadas del Cincuentenario del Círculo de Economía, donde apostó por que Europa y el resto de la comunidad internacional hagan un "esfuerzo" para acompañar a China en su proceso de desarrollo. Además, remarcó que hay problemas globales que no se podrán solucionar si China no se siente involucrada.

"Hagamos un esfuerzo, porque nos interesaría mucho más que los Juegos Olímpicos sean un éxito y que China, en vez de hacer desfiles con misiles, lo haga con Juegos Olímpicos", argumentó Solana, que aseguró que el presidente honorario del Comité Internacional Olímpico, Juan Antonio Samaranch, tuvo una "magnífica idea" al promover el evento en el país asiático.

Como principales problemas con China, Solana enumeró la seguridad energética y el cambio climático. En este último, aseguró que es necesaria la colaboración china y también de India para lograr una solución, pues son los países que deben adaptarse más.

Abogó, además, por que las relaciones con China de la Unión Europea (UE) no sean meramente comerciales, sino políticas, y remarcó que los chinos han invertido mucho capital humano dedicado a comprender a la UE.

También dedicó parte de su intervención a la situación de Rusia y de su nuevo Gobierno. Como hizo con China, Solana también reclamó un "esfuerzo para darle un margen de confianza" al presidente, Dmitri Medvedev.

"Veremos los equilibrios internos entre el presidente y Putin, pero creo honestamente que hay una posibilidad de jugar con el presidente", opinó el secretario general del Consejo de la UE, que recordó dos discursos de Medvedev sobre la ley y el Estado de Derecho antes y después de ser elegido.

Añadió que los problemas con Rusia "son muchos", entre los cuales destacó la seguridad energética. En este punto, vio "fundamental" recuperar el acuerdo de cooperación, y aseguró que lo intentarán en la cumbre que celebrarán en Siberia en junio.

"CAMBIO PROFUNDO" EN ORIENTE MEDIO.

Respecto a la situación en Oriente Medio, remarcó que hay un "cambio profundo" en las relaciones de fuerza, y puso como ejemplo la solución en el Líbano, donde Irán ha intervenido de forma inesperada.

De este país, reconoció que todo el esfuerzo que se está haciendo para incorporarlo a la comunidad internacional "no está siendo suficientemente constructivo". Para solucionarlo, viajará en junio con una propuesta firmada por todas las potencias "mejor y más completa" que la que presentó en 2006. También pidió a Irán que escoja "si quiere ser un Estado o una causa".

ACUERDO PARA DESARME NUCLEAR.

Precisamente sobre el tema nuclear, explicó que se está trabajando con Estados Unidos y sus candidatos a las Presidencia para llegar a un "acuerdo serio" para el desarme nuclear, un acuerdo que "daría una confianza a los países que no la tienen de que las grandes potencias están dispuestas a abrirse".

Este es uno de los elementos que demuestran que la relación entre Europa y Estados Unidos se ha reconducido tras la guerra de Irak, aunque remarcó que eso no significa que se resuelvan los problemas mundiales. "Los problemas no se dejan de resolver por una diferenciación entre Estados Unidos y Europa", aseguró.

En cuanto a la campaña electoral americana, indicó que se trata de uno de los eventos "más importantes" ahora mismo para el contexto internacional, y vio interesante que uno de los debates que está centrando la campaña sea el de la globalización, con la premisa de 'Globalizar sí; que nos globalicen, no'.

Opinó que la movilización continuará siendo extraordinaria en los comicios, pero auguró un decrecimiento del entusiasmo debido al "pesimismo" que nace de una "crisis económica que aumenta". Solana consideró que "algo va a tener que pasar" en Estados Unidos para hacer frente a la recesión, y vio "muy difícil" seguir bajando los impuestos y, a la vez, tener dos guerras abiertas.

TRATADO DE LISBOA.

A una pregunta de uno de los asistentes a la conferencia, Solana consideró que nadie de los presentes podrá ver un presidente de la UE escogido por los europeos, remarcando que el Tratado de Lisboa, que entrará en vigor en 2009, no lo contempla.

En su opinión, las transformaciones en el seno de la UE deben ir encaminadas a ser un actor "más eficaz" a nivel internacional, para lo cual vio en el nuevo Tratado una buena herramienta, pues se dará un "salto importante en la proyección político de Europa en el mundo".

Abogó también por trabajar para lograr una "ciudadanía europea", y definir "los intereses propiamente europeos de Europa" frente a la actual "suma de intereses nacionales".