Los talibán fueron los terroristas más letales de 2018 y en Europa bajaron los atentados de 15 a 6, según OIET

Los talibán fueron los terroristas más letales de 2018 y en Europa bajaron los a
OIET
Publicado 05/03/2019 14:34:33CET

El Observatorio analiza la desmovilización de DAESH y cifra en un 83% la reducción de víctimas del terrorismo yihadista

MADRID, 5 Mar. (EUROPA PRESS) -

El terrorismo yihadista dejó al menos 10.598 víctimas mortales en todo el mundo en 2018, según los datos del Anuario del Observatorio Internacional de Estudios sobre Terrorismo (OIET). Los grupos talibán fueron los terroristas más letales, provocando 2.493 muertes, y Europa fue escenario de seis atentados de inspiración yihadista, cuando en 2017 hubo 15.

En total, se han contabilizado 1.571 ataques terroristas yihadistas en 37 países. Afganistán se ha convertido, con diferencia, en el país con mayor número de atentados y víctimas como consecuencia principalmente del incremento de poder de los grupos talibán.

Daesh Central (Siria e Irak) ha causado en 2018 1.745 muertes y Boko Haram, 1.225 víctimas mortales. En España, el año pasado se practicaron 58 detenciones, la cuarta cifra más elevada de toda la década, encabezada por los 102 arrestados de 2015. El 64% de los arrestados tenía nacionalidad marroquí.

DESMOVILIZACIÓN DE DAESH

La presentación del Anuario --acompañado de un resumen ejecutivo-- del OIET, entidad que depende de COVITE, ha contado con la intervención de su presidenta, Consuelo Ordóñez, del experto en terrorismo yihadista Luis de la Corte, del analista Moussa Bourekba y del director del OIET, Carlos Igualada.

De acuerdo con el análisis realizado en el Anuario y con la exposición del experto Luis de la Corte durante su presentación, se ha reducido en más de un 83% las víctimas del terrorismo yihadista y en un 46% los atentados terroristas yihadistas.

La reducción ha podido deberse, ha asegurado este experto, a la reducción de la actividad propagandística de Daesh debido a la descentralización de este grupo terrorista y a su pérdida de poder territorial, que ha sido, a su vez, un factor de desmovilización.

Este experto en yihadismo ha pedido cautela al hablar del fin del grupo terrorista DAESH y ha alertado de que cabría esperar una actividad de "baja intensidad", vinculado a atentados más bien rudimentarios y con pocas víctimas y realizados en espacios urbanos abiertos.

El análisis de OIET lleva a plantear que estos atentados irían dirigidos contra población civil o contra responsables de la seguridad (policías o militares) y preferentemente perpetrados por personas que se habrían radicalizado en solitario, principalmente influidas por las soflamas y contenidos radicales distribuidos por internet y redes sociales.

Contador

Para leer más