Actualizado 14/12/2016 14:05 CET

El TC paraliza el acuerdo del Parlament que daba vía libre a celebrar un referéndum en 2017

Votación en el pleno del Parlament
EUROPA PRESS

MADRID, 14 (EUROPA PRESS)

El Pleno del Tribunal Constitucional ha admitido a trámite este miércoles el incidente de ejecución de sentencia presentado por el Gobierno el pasado 14 de octubre contra las resoluciones aprobadas unos días antes por el Parlament catalán impulsando el proceso constituyente, entre ellas, la que apoyaba la celebración de un referéndum en 2017 con o sin el aval del Estado.

La admisión a trámite supone la paralización cautelar de las resoluciones aprobadas hasta que el tribunal de garantías se pronuncie sobre el fondo de asuntos.

El Ejecutivo cuestionó la legalidad de seis resoluciones aprobadas por la Cámara catalana el pasado 7 de octubre al existir un "incumplimiento" de la sentencia del Tribunal Constitucional 259/2015, de 2 de diciembre.

El Gobierno ya solicitó al Tribunal de Garantías la nulidad de otra resolución aprobada por el Parlamento catalán el pasado 27 de julio, la que dio inicio al denominado proceso de "desconexión" de Cataluña con España. De hecho, el TC ya se ha pronunciado al respecto y acordó de forma unánime su nulidad.

Así, el Pleno ha acordado tramitar el incidente y, en concreto, los apartados de los capítulos titulados 'Referéndum' y 'Proceso Constituyente' que se incluyeron en el Título I sobre 'El futuro político de Catalunya' de aquella resolución.

NOTIFICACIÓN PERSONAL

Dan traslado al Ministerio Fiscal y al Parlamento de Catalunya de la petición de la Abogacía del Estado para que, en el plazo de veinte días formulen las alegaciones que estimen oportunas y acuerda también la suspensión cautelar de los apartados objeto del incidente de ejecución, lo que es consecuencia automática de la invocación por el Gobierno del artículo 161.2 de la Ley Orgánica del Tribunal Constitucional.

De acuerdo con lo solicitado por el Abogado del Estado, el Pleno ordena notificar personalmente esta resolución a la presidenta del Parlament, Carme Forcadell, a los demás miembros de la Mesa del Parlament, al secretario general del Parlament, así como al presidente Carles Puigdemont y demás miembros del Consejo de Gobierno de la Generalitat de Catalunya.

Se les advierte de su deber de "impedir o paralizar" cualquier iniciativa que suponga ignorar o eludir la suspensión acordada y les apercibe de las "eventuales responsabilidades, incluida la penal, en las que pudieran incurrir".

Además, el tribunal requiere a todos ellos que emitan los informes previstos en la ley y expliquen si las actuaciones parlamentarias que dieron lugar a la aprobación de las resoluciones "han contravenido la sentencia y los autos" antes mencionados.