Un total de 324.388 emigrantes gallegos tienen derecho a voto en las generales, un 5,57 % más que en 2004

Actualizado 23/02/2008 13:39:07 CET

Los partidos gallegos descartan que el voto de la diáspora vaya a ser "determinante", aunque PSOE y PP hicieron campaña entre la emigración

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 23 Feb. (EUROPA PRESS) -

Un total de 324.388 emigrantes gallegos tendrán derecho a voto el próximo 9 de marzo, un 5,57 por ciento más que en las elecciones generales del año 2004, en las que pudieron emitir su sufragio 306.335 residentes en el exterior.

Por provincias, es la de Pontevedra la que más electores ha incorporado al Censo de Residentes Ausentes (CERA) en términos absolutos, con 6.260 nuevos registros. Por su parte, A Coruña ha sumado 4.470 emigrantes desde 2004, mientras que Ourense y Lugo también han engordado el censo de residentes ausentes, con 3.878 y 3.445 emigrantes más, respectivamente, que en el año 2004.

Por países, Argentina es el que cuenta con más gallegos con derecho a voto, con un total de 116.229, lo que consolida a Buenos Aires --la capital-- como la 'quinta provincia' gallega, ya que en número de electores, esta ciudad sólo es superada por tres ciudades gallegas: Vigo, A Coruña y Ourense. Tras Argentina, son Venezuela, con 33.019 votantes; Brasil, con 29.049; Suiza, con 29.189; y Uruguay, con 28.286, los otros países con mayor número de votantes potenciales.

VIAJES DE PRECAMPAÑA.

Pese a estas cifras, los tres partidos políticos gallegos con representación en las Cortes descartan que el voto emigrante vaya a ser "determinante" para el resultado final. No obstante, tanto socialistas como populares contaron con los residentes ausentes para planificar la precampaña y sólo el BNG no introdujo en su agenda electoral visitas a la emigración.

Así, el presidente del PPdeG, Alberto Núñez Feijóo, viajó a Brasil a mediados del mes de enero, así como a Venezuela, México, Argentina y Uruguay en febrero. También el diputado en el Congreso y cabeza de cartel del PP a la Cámara baja por Ourense, Celso Delgado, se desplazó a Suiza y Alemania y la 'número uno' por la provincia de Pontevedra Ana Pastor estuvo en Nueva York (Estados Unidos).

Pese a ello, fuentes populares enmarcaron dentro de la normalidad estos viajes y destacaron que el propio Feijóo viajó al exterior "con frecuencia" desde que es presidente del PPdeG, hace dos años, "para conocer las necesidades de los emigrantes".

LLAMADA A LA PARTICIPACIÓN.

Sin embargo, dos países en la agenda de precampaña de Núñez Feijóo, Argentina y Brasil por sus 33.571 y 13.844 electores, respectivamente, tienen especial interés para la provincia de Pontevedra, en la que el PP aspira a conseguir un escaño más que en las estatales de 2004.

De igual modo, las diputadas del PSdeG Marisol Soneira y Laura Seara viajaron a los países latinoamericanos con mayor número de emigrantes gallegos y visitaron Venezuela, Brasil, Argentina y Uruguay entre el día 7 del pasado mes de enero y el 22 de este mismo mes. Pese a ello, fuentes socialistas opinan que la incidencia del voto emigrante en las generales "dependerá de la participación" que, según recordaron, "nunca superó el 33 por ciento".

De hecho, la propia Soneira llamó a los españoles en el exterior a "ejercer su derecho al voto" el 9-M durante un mitin en Montevideo (Uruguay), ya que, según dijo, "no importa a quién voten, sino que voten".

CRUCE DE ACUSACIONES.

También la ministra de Agricultura y candidata del PSOE por la provincia de Ourense, Elena Espinosa, viajó a Argentina la pasada semana acompañada por el secretario xeral de Emigración, Manuel Luis Rodríguez. De igual modo, el presidente de la Diputación de A Coruña, el socialista Salvador Fernández Moreda, estuvo en ese país latinoamericano a finales del pasado mes de enero.

La supuesta utilización partidaria de los emigrantes gallegos por parte de socialistas y populares ocupó gran parte del debate electoral de precampaña. Así, el PSdeG acusó al líder del PP gallego de entregar un cheque de una subvención de la Diputación de Pontevedra al presidente del Centro Gallego de México en su visita a ese país.

Por su parte, Núñez Feijóo denunció que la Secretaría Xeral de Emigración pagó el viaje a Buenos Aires de una supuesta agente electoral del PSOE en las pasadas municipales, así como que la Consellería de Traballo, que dirige el 'número dos' del PSdeG, Ricardo Varela, financió el contrato que esa mujer rubricó con Unións Agrarias (UUAA).

CRÍTICAS DEL BNG.

En ese sentido, el BNG criticó socialistas y populares traten a los residentes ausentes como "reservistas de voto" e "intenten perpetuar una anormalidad democrática que puede poner en riesgo la garantía del proceso electoral", algo que explica, a su juicio, "la falta de voluntad práctica para hacer cambios" sobre el voto emigrante.

Por ello, fuentes nacionalistas lamentaron "el discurso dual" de PP y PSdeG que "consiste en decir una cosa cuando se gobierna y otra cuando se está en la oposición", y exigió que socialistas y populares "conviertan sus promesas en hechos". En ese sentido, apostó por crear una circunscripción electoral para los españoles que viven en el exterior, como propuso el ministro de Trabajo y coordinador del programa electoral del PSOE, Jesús Caldera.

Por su parte, el PP se compromete en su programa electoral a que los emigrantes puedan votar en urna como el resto de los ciudadanos españoles, algo que los socialistas ya habían comprometido en su programa electoral de 2004.