Actualizado 18/12/2008 7:25:39 +00:00 CET

Touriño anunciará hoy la fecha de las elecciones gallegas de marzo

En el PSdeG dan por hecho que los gallegos serán convocados a las urnas uno de los dos primeros domingos de marzo

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 18 Dic. (EUROPA PRESS) -

El presidente de la Xunta, Emilio Pérez Touriño, despejará hoy la incógnita de la fecha de las octavas elecciones gallegas, de las que ya adelantó que tendrán como escenario el mes de marzo, después de que el pleno del Parlamento aprobase ayer los presupuestos de la comunidad autónoma para 2009.

Touriño se reunirá a primera hora con su Gabinete en el marco de la reunión semanal del Consello de la Xunta y según él mismo dijo la semana pasada, aprovechará para comunicarle el domingo del mes de marzo que ha elegido para convocar a los gallegos a las urnas y después de intervenir en la sesión de control al Gobierno en el Parlamento gallego, hará pública en una rueda de prensa su decisión.

La Ley reguladora de la Xunta y de su presidente estipula en su artículo 24 que el máximo mandatario gallego, "bajo su exclusiva responsabilidad y luego de la deliberación del Consello de la Xunta, podrá disolver el Parlamento mediante decreto que fijará la fecha de las elecciones".

No obstante, como el decreto de las elecciones debe ser firmado entre el día 54 y el 60 día anterior a la cita con las urnas, la convocatoria oficial se dilatará hasta principios del mes de enero para dar cumplimiento a los plazos.

A finales del pasado mes de agosto, tras varias semanas de incertidumbre por un hipotético adelanto electoral que los socialistas empezaron a barajar en su congreso del mes de julio, Touriño descartó celebrar las elecciones autonómicas antes de finales de este año porque entendía que no había "emergencia, debilidades ni circunstancias de inestabilidad" que lo aconsejen.

Con el paso de los meses, el presidente gallego se ha reafirmado en su decisión y se ha mostrado "convencido" de que fue un acierto no haber adelantado la convocatoria electoral porque permitió que el Gobierno gallego "no perdiese un minuto en la dedicación principal" a afrontar la crisis económica. A su juicio, los presupuestos para 2009 son "un instrumento imprescindible" para afrontar las dificultades económicas, por lo que aseguró que, aprobadas las cuentas públicas, procedería a hacer pública la fecha de la cita con las urnas.

No obstante, Touriño defiende "un espacio propio" para las elecciones gallegas para justificar un adelanto técnico de la convocatoria respecto a junio, cuando se celebrarán comicios europeos y cuando concluye realmente la legislatura gallega.

Este mismo criterio es el que lo lleva a intentar separar la cita electoral en Galicia de la del País Vasco, con el fin de evitar que su importancia quede distorsionada por la confrontación vasca o porque se incluya en un panorama de estrategias del partido a nivel estatal. Aunque los comicios vascos no están oficialmente convocados, los partidos en esta comunidad trabajan con la hipótesis de que el lehendakari los fijará para el 29 de marzo.

HIPÓTESIS

Mientras que el BNG, socio del PSdeG en la Xunta, asegura que no ha sido informado por el presidente de sus intenciones sobre el calendario electoral, en las filas socialistas se hacen cábalas sobre la fecha elegida por su secretario xeral y sitúan las posibilidades entre el 1 y el 8 de marzo, aunque esta segunda fecha ha empezado a cobrar más fuerza en los últimos días.

En todo caso, los miembros de la dirección del PSdeG consultados por Europa Press se dividen entre que la convocatoria se fijará para el 1 de marzo y otros apuestan por el 8 de ese mes para separar un poco la cita de los Carnavales, aunque aún así coincidirían los primeros días de campaña con esta festividad.

Las fuentes consultadas señalan que la interferencia del Carnaval en mitad de la campaña es concebida por el presidente como una "posible distracción" para los electores; y, a su juicio, la coincidencia con la cita vasca provocaría que Galicia "no cuente con un espacio electoral propio".