Actualizado 13/03/2007 18:14 CET

UE.- El Parlamento Europeo reclama una legislación comunitaria para luchar contra la violencia hacia las mujeres

Pide un registro obligatorio de actos de mutilación genital para sancionar a los médicos

ESTRASBURGO, 13 Mar. (EUROPA PRESS) -

El pleno del Parlamento Europeo respaldó hoy un informe en el que se pide una directiva europea para abordar la violencia hacia las mujeres y defiende una política de "tolerancia cero" frente a los matrimonios forzosos, los delitos de honor y la obligación de llevar el burka.

Los eurodiputados reclaman asimismo que se cumpla la legislación y se ponga fin a la discriminación salarial que sufren las mujeres, que siguen cobrando como media un 15% menos que los hombres.

El informe, elaborado por la diputada italiana Amalia Sartori (PPE), pide que se enfoque la política de igualdad de sexos no sólo como una prioridad de la UE, sino también "como una exigencia imprescindible para el respeto de los derechos de la persona".

Por este motivo, se insta a la Comisión Europea a estudiar los motivos de tal situación y a presentar una "propuesta de directiva" sobre la lucha contra la violencia hacia las mujeres. Además, quiere que se analice en qué medida la legislación sobre la prostitución incentiva el tráfico de mujeres con fines de explotación sexual.

Para poner fin a la mutilación femenina, la Eurocámara solicita a los Estados miembros que introduzcan un "registro obligatorio de los actos de mutilación genital llevados a cabo por personal sanitario y retiren la licencia a los médicos que la practiquen".

Reitera, asimismo, que debe adoptarse una actitud de "tolerancia cero" frente a la esclavitud por razones de honor, trata, matrimonios forzosos, poligamia o actos de privación de la identidad, como la obligación de llevar el burka o el niqab.

RETRIBUCION

El texto aprobado "lamenta" que las mujeres ganen en la UE por término medio un 15% menos que los hombres y solicita a la CE que revise la Directiva sobre la igualdad de retribución entre hombres y mujeres, "en particular las partes relativas a la inspección del trabajo y a los medios de recurso disponibles en caso de discriminación".

Además, los eudiputados consideran necesario que se impulsen las políticas de conciliación entre la vida familiar y la vida profesional. En concreto, se propone garantizar que el coste de maternidad y de la paternidad no corra a cargo de la empresa, con el fin de erradicar comportamientos discriminatorios en el lugar de trabajo.

Plantean también mejorar el acceso y la flexibilización de los servicios de acompañamiento y asistencia a las personas no autosuficientes. No obstante, los párrafos que hacían referencia al uso de cuotas en diferentes ámbitos han sido rechazados.

Por otro lado, se hace hincapié en que la difusión a través de los medios de comunicación de ejemplos positivos del papel de las mujeres en la sociedad "contribuiría en gran medida a luchar contra los estereotipos negativos que afrontan las mujeres".

Finalmente, se pide a la CE que incluya en el Plan de trabajo los derechos de las personas transexuales, así como "los problemas a que se enfrentan, de conformidad con las recientes sentencias pronunciadas por el Tribunal de Justicia de las Comunidades Europeas".