El único detenido por el asalto a la casa de los Tous huye 10 días después de la salir de la cárcel

Actualizado 08/06/2007 15:49:04 CET

BARCELONA, 8 Jun. (EUROPA PRESS) -

La magistrada del Juzgado de Instrucción número 4 de Manresa (Barcelona) dictó ayer una orden de búsqueda, personación y detención de Dulji K., el único detenido por el asalto a la casa de la familia Tous en Sant Fruitós del Bages (Barcelona), ya que el imputado no se personó este miércoles en el juzgado como ordenaba su auto de puesta en libertad, que se hizo efectivo el 27 de mayo.

La orden determina que si Dulji K. no se presenta en el juzgado en 10 días será declarado en rebeldía y se ordenará a todas las Fuerzas de Seguridad que procedan a su búsqueda y captura.

Dulji K., que ingresó en prisión el 12 de diciembre, pocos días después del asalto, podría estar en paradero desconocido desde el miércoles de la semana pasada, día en el que se personó por primera y última vez ante el juzgado en cumplimiento del auto de puesta en libertad con cargos dictada el 23 de mayo.

La juez tomó la decisión de revocar la prisión provisional del detenido porque el Ministerio Fiscal admitió que no era posible vincularlo con otros delitos que no fueran el intento de robo a la casa de la familia Tous, que se saldó con la muerte de otro de los supuestos ladrones, Gazmend S., a manos del responsable de seguridad y yerno de los Tous Lluís Corominas.

Hace tres meses, en una operación contra la mafia albanesa dedicada al asalto de viviendas en diversos puntos de España, el Cuerpo Nacional de Policía, la Guardia Civil y los Mossos d'Esquadra detuvieron a una cuarentena de personas en todo el territorio español. En este momento, la policía sospechó que seis de ellos podían tener relación criminal con Dulji K. y con Gazmend S.

SOSPECHAS SIN CONFIRMAR.

Sin embargo, las sospechas no pudieron confirmarse y, tras la toma de declaración a estos seis detenidos, no se pudo evidenciar la relación criminal con Dulji K. Por ello, la juez consideró que el único delito que se le atribuye a este joven, robo con fuerza en grado de tentativa, penado con dos años de prisión, no es suficiente como para su mantenimiento en prisión preventiva.

El otro imputado por lo ocurrido la noche del 9 de diciembre de 2006 es Lluís Corominas, que mató de un tiro a Gazmend S. al tratar de impedir el asalto a la vivienda, también ingresó en prisión, pero salió en libertad a mediados de febrero tras depositar una fianza de 150.000 euros.