Urkullu espera lograr un "cambio de actitud" en el Gobierno central que permita completar el Estatuto de Gernika

Publicado 19/10/2018 14:33:44CET

El lehendakari reitera su disposición a abordar un diálogo con el Ejecutivo basado en "el respeto y la flexibilidad"

VITORIA, 19 Oct. (EUROPA PRESS) -

El lehendakari, Iñigo Urkullu, ha reafirmado su intención de lograr un "cambio de actitud" por parte del Gobierno central, que permita el cumplimiento íntegro del Estatuto de Autonomía de Euskadi, una cuestión que lleva "pendiente" desde hace 39 años.

Urkullu ha respondido este viernes, en el pleno de control que celebra el Parlamento Vasco, a una pregunta de EH Bildu sobre sus planes respecto a la transferencia de la gestión del régimen económico de la Seguridad Social, una de las competencias reconocidas en el Estatuto de Gernika pero que aún no ha sido traspasada a Euskadi.

El parlamentario de EH Bildu Unai Urruzuno ha pedido al lehendakari explicaciones sobre la manera en la que pretende lograr esta transferencia, y ha subrayado que la gestión económica de la Seguridad Social es una competencia "ineludible" para el País Vasco.

"FACTIBLE"

Iñigo Urkullu ha considerado que esta es una cuestión que se ha de abordar desde el "realismo", y ha afirmado que piensa que es "factible" afrontar esta transferencia de forma progresiva, con traspasos parciales de materias como los seguros escolares, la gestión de las entidades colaboradoras de la Seguridad Social y las políticas pasivas de empleo.

El lehendakari ha precisado que el objetivo final es que el Gobierno Vasco pueda asumir "el grueso de las funciones propias de la gestión que desarrolla el Instituto Nacional de la Seguridad Social, el Instituto Social de la Marina y, en su caso, la propia Tesorería" de la Seguridad Social.

CUMPLIMIENTO ÍNTEGRO

Urkullu ha recordado que ésta es solo una de las competencias pendientes de transferir a Euskadi, por lo que ha reiterado que sigue comprometido con abordar un proceso de negociación con el Gobierno central para lograr el cumplimiento íntegro del Estatuto de Gernika, que según ha recordado es una cuestión "pendiente" desde hace 39 años.

Por último, ha mostrado su disposición a abordar la negociación con el Ejecutivo español, "desde el respeto, la confianza y la flexibilidad", con el fin de lograr un "cambio de actitud positivo" en el Gobierno central.