Actualizado 07/01/2007 15:05 CET

Valcárcel espera que el Gobierno dé a la Conferencia de Presidentes "la utilidad que no parece establecida"

MURCIA, 7 Ene. (EUROPA PRESS) -

El presidente de Murcia, Ramón Luis Valcárcel, dijo que "espera que el Gobierno central sepa darle a la Conferencia de Presidentes que se celebra el próximo jueves una utilidad que en principio no parece establecida".

"Los últimos acontecimientos vividos aconsejan que este encuentro sea algo más que un simple gesto o una foto, sino un foro de debate, del que se extraigan conclusiones y se fijen compromisos", precisó Valcárcel.

Al respecto dijo que "muchas comunidades nos tememos que se quedará una mera excusa para la pose, la escenificación y la sonrisa". El jefe del Ejecutivo regional advirtió de que "esta reunión entre los responsables autonómicos y el presidente del Gobierno central corre el riesgo de quedar despojada de verdaderos contenidos, por lo que se imposibilitarán acuerdos de alcance, necesarios para la vertebración del Estado".

Valcárcel aseguró que "esta Conferencia de Presidentes carece de contenido político y sirve exclusivamente para tratar de vender imagen, sin que se nos ofrezcan garantías de que se aborde lo que realmente preocupa a las comunidades autónomas, ya que no hay método de trabajo ni reuniones".

REUNIONES PREPARATORIAS.

En este sentido, el jefe del Ejecutivo regional explicó que "las comunidades han pedido durante las últimas semanas la celebración de reuniones preparatorias a la Conferencia de Presidentes, y que todas estas solicitudes han sido rechazadas por el Ejecutivo de Zapatero".

"Sólo el problema del agua o el de la inmigración darían para una sesión monográfica", indicó el presidente murciano al tiempo que remarcó que "un debate útil y eficaz sólo estaría garantizado en el caso de que se hubieran celebrado estas reuniones previas sobre los temas que se van abordar".

Así mismo, Valcárcel expresó "sus dudas sobre los compromisos anunciados por el presidente de la Nación, José Luis Rodríguez Zapatero, en materia de agua". Por lo que recordó que "el presidente del Gobierno aseguró en el último Debate sobre el Estado de la Nación que en siete meses se solucionaría para siempre la escasez de agua en España".

En este sentido, Valcárcel apuntó que "el presidente Zapatero quizás confundió la preposición para con la conjunción como, y en realidad quiso decir como siempre, ya que de esta manera las comunidades del Levante estamos asistiendo a una lamentable falta de soluciones y de planificación, y encima viendo cómo tratan de convencernos de que la sequía se soluciona con buenas palabras, con un chorrico, o con una desaladora".

AHORRO DE AGUA.

El presidente Valcárcel destacó "la gestión que se realiza en la Región de Murcia de este bien escaso, al señalar que Murcia ahorra agua como nadie, por más que se empeñen en cuestionarlo".

A este respecto, el jefe del Ejecutivo murciano subrayó que "los datos son concluyentes; hemos puesto en marcha 46 nuevas depuradoras desde 1995, con lo que conseguimos reutilizar 108 hectómetros cúbicos al año, el 25 por ciento del total nacional. En 2007 tendremos modernizados 80 por ciento de los regadíos, frente al 8 por ciento de media nacional".

El presidente regional citó así mismo "los principales proyectos desarrollados en Murcia en materia de agua, entre ellos la puesta en marcha del Ente Público del Agua, de la desaladora de Escombreras, así como las infraestructuras asociadas, que suponen más de 40 kilómetros de tuberías con las que se vertebrará de manera interna la Región de Murcia desde Cartagena hasta el interior".

"A estas actuaciones se suma el hecho de que somos la primera región de Europa que ha fijado medidas de ahorro para el consumo humano e industrial, no de carácter voluntario, sino obligatorias", añadió.

Valcárcel aseguró que "pese al esfuerzo y ejemplo que representa la Región de Murcia, el ministerio de Medio Ambiente no ofrece "soluciones eficaces y razonables. Nos piden que reguemos con agua del mar, que bebamos agua del mar. Se ofrece una imagen falsa de Murcia. Se insulta a los agricultores. Se pone en cuestión el Trasvase del Tajo como consecuencia de haber eliminado de un plumazo el del Ebro.

"En definitiva se somete a la Región de Murcia a un asedio hídrico inmerecido, injusto, arbitrario y partidista, pero nuestra respuesta seguirá basándose en la razón, el diálogo, los estudios rigurosos y las soluciones coherentes", agregó.

INMIGRACIÓN.

En cuanto a la inmigración, otro de los asuntos que serán abordados en la próxima Conferencia de Presidentes, el responsable del Ejecutivo murciano subrayó que "esperamos que el presidente del Gobierno aproveche este encuentro para aportar una respuesta coherente y sensata, la cual pueda ser estudiada y debatida por todas las comunidades autónomas, en especial aquellas que, como Murcia, reciben un gran flujo de inmigrantes".

En último lugar, Valcárcel manifestó que "nuestra postura se ha basado, desde el primer momento, en anteponer la condición de persona a cualquier otra cuestión de orden legal, aún cuando hemos reclamado siempre que la inmigración debe ser ordenada y perfectamente reglada, controlando los flujos y garantizando la dignidad de todos. Y hemos predicado con el ejemplo, garantizando la atención sanitaria y la educación".