Actualizado 01/03/2009 21:24 CET

Vascas.- Cerrados a la hora prevista los 762 colegios electorales en Euskadi tras finalizar las votaciones autonómicas

Cuatro detenidos entre los 47 imputados por incidentes relacionados con las candidaturas ilegalizadas de D3M y Askatasuna

BILBAO, 1 Mar. (EUROPA PRESS) -

Las 762 colegios electorales y las 2.735 mesas electorales de la Comunidad Autónoma Vasca se cerraron a las ocho de la tarde, a la hora prevista, una vez que finalizó el horario legal de votación de las elecciones autonómicas vascas, según informaron fuentes del Departamento de Interior a Europa Press.

Durante la jornada electoral, cuatro personas fueron detenidas y otras 43 más imputadas por incidentes relacionados con las candidaturas ilegalizadas D3M y Askatasuna, así como insultos y amenazas a candidatos de otras fuerzas.

Los 103 colegios de Alava, los 346 de Vizcaya y los 313 de Guipuzcoa cerraron sus puertas a las ocho de la tarde después de las once horas legales de votaciones.

Las elecciones autonómicas celebradas hoy registraron cinco detenidos en Guipuzcoa y otros 43 imputados en los tres Territorios por delitos de desobediencia y coacción, ya que se les acusa de repartir papeletas y mostrar logos de las formaciones ilegalizadas de la izquierda abertzale (D3M y Askatasuna), así como de perturbar el orden de la votación o increpar e insultar a candidatos de varias formaciones cuando acudían a las urnas.

En este sentido, una persona fue detenida en Hondarribia por la tarde y otras dos en un colegio electoral del Alto de Rondo de San Sebastián poco antes de la una de la tarde, después de que, previamente, hubieran sido arrestadas otra persona en la capital guipuzcoana y otra más en Urnieta, todas ellas por la Ertzaintza.

La Ertzaintza ha abierto diligencias contra un total de 47 personas, incluidos los cuatro arrestados, por estos hechos y por increpar a algunos de los candidatos, como fue el caso, por ejemplo, de la cabeza de lista del PNV por Vizcaya, Izaskun Bilbao, el candidato a lehendakari del PSE-EE, Patxi López, y el de EB, Javier Madrazo.

La quinta detención, realizada por la Guardia Civil, se debió, según informaron fuentes de la izquierda abertzale, a que una persona había dejado papeletas de D3M en un colegio electoral.

Asimismo, desde las Juntas Electorales provinciales de Alava y Guipuzcoa se confirmó a Europa Press que se retirararon de distintos colegios electorales papeletas de D3M que simpatizantes de la izquierda abertzale habían dejado en las mesas. En el caso de Vizcaya, la Junta electoral correspondiente afirmó no tener constancia de la presencia de papeletas ilegalizadas.

DETENCIÓN DE MIEMBRO DE ETA

Esta madrugada, horas antes de que se abrieran los colegios electorales, la Ertzaintza detuvo en Billabona (Guipuzcoa) al presunto miembro de ETA Manes Castro Zabaleta, al que se relaciona con la colocación de las bombas-trampa de Hernani contra agentes de la Policía autonómica.

El arrestado se produjo en un establecimiento hostelero de Billabona y la Ertzaintza registró durante tres horas tanto su domicilio como la vivienda que su familia posee en Hernani.

Interior explicó que la detención de este presunto miembro de ETA, cuyas actividades estaban siendo vigiladas por la Ertzaintza, se adelantó al comprobar los agentes que realizaba movimientos sospechosos que pudieran estar relacionados con la comisión de un atentado de manera inminente.

Previamente a esta detención, durante la pasada noche, varios encapuchados atacaron con cócteles molotov tres cajeros automáticos y el Juzgado de Paz de la localidad vizcaína de Amorebieta. Asimismo, también anoche, otros desconocidos atacaron el batzoki de la localidad vizcaína de Algorta, contra cuya fachada arrojaron pintura roja y amarilla, y rompieron un cartel electoral ubicado en la verja del patio de la sede social del PNV.

COLEGIOS ELECTORALES

La conformación de las mesas electorales sufrió retraso en algunos lugares a consecuencia de que fueron cegadas con silicona las cerraduras de varios colegios electorales y de que, en otros casos, las personas asignadas para la conformación de estas mesas no se presentaron.

En este sentido, en el barrio donostiarra de Egia dos mesas no pudieron ser constituidas hasta aproximadamente las nueve y media de la mañana al no presentarse en el colegio electoral ninguna de las personas asignadas a las mismas.

Un hecho similar ocurrió en una localidad cercana a Gernika (Vizcaya), mientras que en Alava la apertura de mesas se desarrolló con normalidad.

Más de 5.000 agentes de la Ertzaintza participaron hoy en el dispositivo especial de seguridad que el Departamento de Interior del Gobierno vasco había establecido para garantizar el normal desarrollo de la jornada electoral. Unidades especializadas en explosivos, helicópteros, subsuelos y brigada móvil "permanecerán en situación de alerta" toda la jornada.

Un total de 1.776.006 ciudadanos vascos estaban llamados a votar en las elecciones al Parlamento vasco, de los que 43.660 son residentes en el extranjero. En concreto, del conjunto del electorado con derecho a voto en los comicios autonómicos, Vizcaya reunía a 952.818 votantes, Guipuzcoa a 574.958 y Alava a 248.230, aunque cada Territorio Histórico se verá representado por igual número de parlamentarios, es decir, 25, para completar los 75 con los que cuenta la Cámara vasca.

NOVENAS ELECCIONES

El País Vasco celebró hoy sus novenas elecciones autonómicas, desde que finalizó la dictadura franquista, a las que concurren un total de 14 formaciones políticas.

Los partidos que se han presentado en las tres circunscripciones son EAJ-PNV, PSE-EE/PSOE, PP, EA, EB-Berdeak, Aralar, UPyD, Berdeak-Los Verdes y PUM+J.

En Vizcaya, a estas citadas once formaciones se han unido otras cinco más: EKA-Partido Carlista, Partido Familia y Vida, PACMA, POSI y PH (Partido Humanista), mientras que en Álava se ha sumado sólo el POSI.

En total, se presentaron 39 candidaturas en las tres circunscripciones de Euskadi, 12 en Alava, 16 en Vizcaya y 11 en Guipuzcoa. Entre quienes presentaron listas, se encontraban la plataforma D3M y el partido Askatuna, ambos vinculados a la izquierda abertzale, cuyas candidaturas fueron anuladas por el Tribunal Supremo, una decisión ratificada posteriormente por el Tribunal Constitucional.