Vascas.- Ziarreta afirma que EA será el 1-M "el muro" contra el que "chocará el PSE" en su "estrategia de ilegalización"

Actualizado 24/02/2009 13:01:31 CET

BILBAO, 24 Feb. (EUROPA PRESS) -

El candidato de EA a lehendakari, Unai Ziarreta, aseguró hoy que el próximo 1 de marzo su formación "dará una auténtica sorpresa" y se convertirá en "el muro" contra el que "se chocará el PSE" en su "estrategia de ilegalización".

En una entrevista a Radio Euskadi, recogida por Europa Press, el también presidente de la formación nacionalista se mostró convencido de que sus resultados serán "lo suficientemente buenos" como "para poder condicionar las políticas en clave de avance soberanista". "No en clave de vuelta atrás y de túnel del tiempo, que es a lo que nos quiere llevar el PNV y el PSE, al sano regionalismo, a la vuelta al autonomismo y a los Gobiernos transversales", argumentó.

Ziarreta destacó el hecho de que, durante la campaña electoral, los partidos político eludan hablar de "la existencia del conflicto político" y centren sus discursos en "números y crisis económica".

"No podemos estar esperando otra vez once o doce años a retomar la cuestión de la solución, de la paz y la normalización política. Esto me está sorprendiendo en esta campaña, está todo sobrevolando en torno a los números, a las propuestas concretas, que, además, son susceptibles de cierta demagogia", manifestó.

IMPORTANCIA DE EA

Ziarreta se mostró convencido de la importancia de la presencia de EA en la Cámara vasca, porque, en los comicios, "lo que está en juego es, o volver hacia atrás, al autonomismo", o "mirar hacia delante, en clave soberanista".

"Llevamos demasiados años dando vueltas y vueltas, sin entrar en el fondo de la solución, vueltas y vueltas a la noria. Ahí está la propuesta de Estatuto Político, de la que nadie se acuerda, la consulta de la que nadie se acuerda, ahí está la frase lapidaria de Juan José Ibarretxe de que él, el 25 de octubre iba a estar votando en su colegio electoral en Llodio", dijo.

Lamentó que "tres o cuatro meses después", al PNV "no le escuchamos nada al respecto". "Algo hay que hacer, tenemos que salir de esta situación de bloqueo, tenemos que intentar construir otros caminos", apuntó. En su opinión, es "fundamental" que EA "tenga una presencia fuerte en el parlamento vasco" para "impedir el acuerdo PNV-PSOE" y para "condicionar las políticas del próximo Gobierno y Parlamento vasco".

PACTO PSE-PNV

Ziarreta expresó su convicción de que el pacto PNV-PSE se materializará tras el 1 de marzo, porque al presidente del Gobierno central "lo que le interesa es que los vascos estemos tranquilos, estemos sin dar demasiadas voces y con las cosas calmadas". En su opinión, ese objetivo "se consigue con un acuerdo PSE-PP, que no tiene lógica en el resto del Estado donde se están pegando de tortas".

"A Zapatero le interesa tener al País Vasco calmadito, y eso se consigue pactando con el PNV. Al PNV, a fin de cuentas, lo que le interesa es seguir gestionando las cosas tal y como están, y seguir con sus cuotas de poder. Y, a la contra, a Rodríguez Zapatero, pactando con el PNV, se aseguran los seis votos de los congresistas del PNV en Madrid", argumentó.

Ante las críticas de Aralar, que acusó a EA de buscar protagonismo al acudir en solitario a Estrasburgo para denunciar la imposibilidad de celebrar la consulta, Ziarreta afirmó que "mal están las cosas cuando se le puede achacar a un partido político el cumplir la palabra dada". "Nos comprometimos las cuatro formaciones políticas y nos dimos cuenta de que, día va, día viene, aquí no había voluntad, fundamentalmente por parte del PNV", señaló.

NUEVO CAMINO POLÍTICO

Se mostró convencido de que EA es la única formación que está planteando, en la presente campaña electoral, la necesidad de "superar el conflicto político" y afirmando que "para eso hay que iniciar un nuevo camino político" que "tiene que tener un punto de partida claro en las vías políticas". "En la radicalidad de la defensa de los derechos humanos sin excepciones", precisó.

Según manifestó, esa 'senda' deben abrirla "todos los abertzales soberanistas, que somos muchos". "Para emprender ese comino tenemos un Ley de Soberanía, volver a negociar con el Estado español para normalizar el país, que el marco legal se ajuste a la voluntad mayoritaria de los vascos, y si eso no es posible, EA llevará una Ley de Soberanía al Parlamento vasco".

La Ley reclamaría la "competencia plena para Euskadi en todas las materias", también "para hacer frente a la crisis económica", pretendería situar a Euskadi en Europa "como lo que es, una nación" y permitir "gobernarnos como una nación de siete territorios".