Actualizado 04/04/2007 00:37 CET

De la Vega pide "precaución y cautela" a la hora de hablar de los posibles objetivos de ETA

SHANGHAI/MADRID, 3 Abr. (OTR/PRESS) -

La vicepresidenta primera del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, pidió hoy "cautela y precaución" a la hora de hablar sobre "quién puede o no ser objetivo" de la banda terrorista ETA. De la Vega respondía así a las informaciones que apuntan a que los miembros detenidos del 'comando Donosti' tenían órdenes de no atentar contra miembros socialistas. Los tres últimos detenidos en la operación que la Guardia Civil desarrolla desde el pasado miércoles contra este comando declararán mañana ante el juez de la Audiencia Nacional Ismael Moreno.

Durante su visita oficial a China, De la Vega exigió moverse con "cautela y precaución" a la hora "de señalar presuntos objetivos" y de "quién puede o no ser objetivo de los terroristas". La vicepresidenta salía así al paso desde Shanghai a las informaciones que apuntan que la dirección etarra habría ordenado al desarticulado 'comando Donosti' no atentar contra miembros del PSOE y tampoco realizar vigilancias a cargos de IU, PNV, EA y Aralar.

De la Vega señaló que "tanto las declaraciones como la documentación que se ha incautado están siendo analizadas con rigor y profesionalidad por las Fuerzas de Seguridad del Estado" por lo que todavía es necesario tener "mucha precaución y toda la cautela", indicó. "Lo exige la prudencia. Cautela y precaución a la hora de señalar presuntos objetivos y frente a una operación de esta naturaleza" afirmó la vicepresidenta que insistió en que se trata de una de las actuaciones policiales "más importantes que se han producido en los últimos tiempos contra ETA" y que, insistió, "sigue abierta".

De hecho, y tal y como señaló De la Vega, todavía faltan por declarar tres de los diez detenidos en la operación contra el 'comando Donosti'. Se trata de los presuntos miembros legales (no fichados) de la organización terrorista Sergio García Lazcano, arrestado el domingo en Rentería (Guipúzcoa), Unai Lamariano, en San Sebastián, y Joseba García Pavón, en Pamplona.

El titular del Juzgado Central de Instrucción número 2 decretó ayer el ingreso en prisión incondicional de seis de los siete detenidos en esta misma operación que comparecieron ante él. El único que quedó en libertad con comparecencias quincenales fue Endika Zinkunegi.

TRES MIEMBROS DEL PP VASCO

Al menos tres miembros del PP del País Vasco figuran en la documentación aprehendida por la Guardia Civil en la operación desarrollada contra los presuntos integrantes de este comando, según confirmó hoy el portavoz de la formación, Leopoldo Barreda que quiso puntualizar que se refiere a personas "concretas" con "datos concretos, y no simplemente el recorte de la foto del periódico".

Por su parte, la portavoz adjunta del Grupo Popular en el Congreso, Ana Torme, transmitió al filósofo Fernando Savater y a la presidenta de la Fundación Víctimas del Terrorismo, Maite Pagazaurtundua, todo el "apoyo" de su formación después de conocerse la "macabra selección de objetivos" del 'Comando Donosti'.

En cuanto a las informaciones que apuntan que ETA sólo hace seguimientos de políticos del PP, Torme tachó de "macabro" que la banda terrorista haya "dado órdenes de no actuar contra unos y sí atentar contra otros" y subrayó que ETA sólo ha puesto "en su punto de mira" a quienes denunciar la actuación del Gobierno en materia antiterrorista.