Publicado 04/08/2015 16:55CET

Velasco, enfadado por la tardanza en recibir el atestado: "me cabreé mucho con la Guardia Civil"

El juez Eloy Velasco, de la Audiencia Nacional
EUROPA PRESS

Destaca el volumen de las diligencias y dice que se leyó en dos horas una cantidad de papel que gente en España no se lee "en toda su vida"

MADRID, 4 Ago. (EUROPA PRESS) -

El juez de la Audiencia Nacional instructor del 'caso Púnica', Eloy Velasco, afirmó durante la declaración del presunto cabecilla de la trama, Francisco Granados, que se enfadó con la Guardia Civil por la tardanza en remitirle el atestado de la operación. Asegura que tuvo que leerse "en dos horas" una cantidad de información que mucha gente en España no se lee "en toda su vida".

El magistrado hizo estas afirmaciones en respuesta al abogado de Granados, quien censuró el tiempo que había permanecido detenido su cliente en dependencias de la Guardia Civil.

"Quiero acabar con 30 situaciones de privaciones de libertad en un segundo, pero no soy divino, sólo soy humano y no puedo acabar con las 30 nada más que en el plazo que lo he acabado. Si cuenta usted realmente creo que el atestado... me cabreé mucho con la Guardia Civil porque me llegó el atestado sobre las 13 horas del miércoles", dice en una de las declaraciones a cuyo audio ha tenido acceso Europa Press.

El juez recuerda que no se puede prever el tiempo a emplear en todas las declaraciones porque hay quien no quiere declarar "como el señor Marjaliza y otros que sí como el señor Granados". En cualquier caso, destaca que se pudo terminar el trabajo antes de 72 horas gracias al trabajo de todos los funcionarios del Juzgado.

Velasco, quien en un momento de la conversación advierte al letrado de Granados de usar los mismos argumentos que "los abogados de la ETA" sobre los tiempos de detención, apela también al gran volumen del atestado. "Usted igual no le da importancia, pero tiene una envergadura tan importante que yo sé que hay gente que en España no lee esto, no en diez minutos, no en dos horas como lo he tenido que leer yo, sino en toda su vida", replica.

Sobre la estancia de Granados en dependencias de la Guardia Civil, el juez admite a su abogado que los juzgados de la Audiencia Nacional "no son para custodiar". "Aquí no se puede dar de comer, aquí no puede dormir nadie", explica por lo que añade que esa custodia "tiene que ser realizada en dependencias policiales".

"DE PRESTADILLO"

En ese sentido, reconoce que "la Justicia es tan pobre, está tan mal dotada que evidentemente se tiene que pedir de prestadillo que ciertas situaciones que la ley exige se realicen en otras dependencias porque estas no son apropiadas".

El abogado del ex secretario general del PP de Madrid alega el caso del empresario chino Gao Ping, quien fue puesto en libertad después de la Audiencia Nacional considerase que se había prolongado indebidamente su arresto en la 'operación Emperador'.

El juez responde reprochando aquella interpretación judicial adoptada por sus "superiores" que tiene su origen en una decisión del juez Miguel Ángel Torres, de Marbella.

Este magistrado --a quien Velasco define como "compañero"-- decidió prolongar una detención que él mismo había dictado tras recabar todos los indicios necesarios sobre el arrestado. "Era su detención como juez, no puede alargarla más de 72 horas", apunta. En consecuencia, el Tribunal Constitucional consideró indebida esa ampliación de la privación de libertad.

Sin embargo, Velasco reprocha que ese caso no guardaba ninguna relación con el de Gao Ping o el de Granados. "Desgraciadamente esto llega aquí, a una Sala y equivocadamente, aunque sean mis superiores, interpretaron muy mal aquella sentencia del Tribunal Constitucional, no era la misma situación".

"Me parece muy difícil mi trabajo para encima decidir sobre el aire, me gusta saber qué ha pasado, qué se ha encontrado en los registros", sentencia.