5 de abril de 2020
 
Actualizado 06/06/2008 13:12:15 +00:00 CET

Zapatero defiende ante Edwards sus medidas "políticamente incorrectas", ya que no le restaron votos el 9-M

Foto de la Noticia
Foto: EP + Ampliar

MADRID, 7 Jun. (EUROPA PRESS) -

   El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, recibió ayer en La Moncloa al demócrata estadounidense John Edwards, uno de los nombres que suenan en las quinielas para acompañar a Barack Obama como candidato a vicepresidente, y ante quien defendió la apuesta por políticas arriesgadas, aunque en un momento dado sean "políticamente incorrectas", informaron a Europa Press fuentes gubernamentales.

   Zapatero, que permaneció reunido por espacio de tres cuartos de hora con Edwards, a quien acompañó su esposa, Elizabeth Anania, les explicó los tres vectores sobre los que gira su política. Así, les habló de las leyes creadas en la legislatura pasada para el desarrollo de los derechos de los ciudadanos, como la de Igualdad, Dependencia y matrimonio entre personas del mismo sexo.

   También les hizo partícipes del compromiso español con la paz y el multilateralismo, que guían la política exterior de España, y de la apuesta de su Gobierno por la investigación y la innovación.

   Zapatero reconoció ante sus interlocutores que en la pasada legislatura muchos de estos proyectos fueron criticados por sectores conservadores, pero se mostró convencido de que apostar por políticas "políticamente incorrectas" en un momento dado es lo correcto, como demostró su reválida en las elecciones del pasado nueve de marzo, según las fuentes. Edwards coincidió en este punto con Zapatero y manifestó que él está convencido de que "gobernar es arriesgar".

FUTURAS RELACIONES ENTRE EEUU Y ESPAÑA

   Zapatero trasladó su convencimiento a Edwards de que, gane quien gane las próximas presidenciales de noviembre, las relaciones bilaterales entre EEUU y España "mejorarán" y subrayó la necesidad de que ambos países trabajen juntos en América Latina y el mundo árabe.

   Edwards --que ya fue candidato a la vicepresidencia con John Kerry-- se interesó por saber los motivos que hacen que España tenga, a su juicio, muy buena imagen entre los países árabes y Zapatero le respondió que, aparte de la vinculación histórica, la decisión de España de retirar las tropas de Irak reforzó esa imagen.

   Aunque el ex senador y ex candidato a la presidencia no lo mencionó ante Zapatero, sí comentó con el equipo del presidente que cree que el presidente español será uno de los primeros líderes mundiales en ser invitado a la Casa Blanca con la próxima Administración.

ZAPATERO, ADMIRADOR DE LAS PRIMARIAS

   Zapatero y Edwards también hablaron de todo el proceso de primarias que acaba de vivir Estados Unidos y del que el presidente se declaró "admirador profundo", ya que, bajo su punto de vista, potencia la democracia.

   Edwards trasladó a Zapatero su creencia de que Obama ganará ls comicios, pero no por mucho margen, por lo que auguró una dura campaña entre el senador por Illinois y el candidato republicano, John McCain.

   Si Obama gana, añadió, se enfrentará al reto de trabajar con el resto del mundo desde un enfoque multilateralista, en contraste con el unilateralismo que ha caracterizado a la Administración Bush.

   Por otra parte, Edwards afirmó haber constatado en sus visitas a otras ciudades europeas que Obama está generando muchas expectativas de cambios y manifestó su temor de que si Obama gana, haya quien se decepcione cuando compruebe que el candidato demócrata no emprende de la noche a la mañana cambios radicales. Zapatero consideró que Obama podrá enarbolar la bandera de la lucha contra el hambre y la pobreza.

   Por último, Zapatero se interesó por conocer el estado de ánimo de la rival derrotada de Obama, Hillary Clinton, amiga personal de Edwards y su esposa. El ex senador por Carolina del Norte indicó estar convencido de que Clinton se equivocó al iniciar una campaña centrada más en la razón que en el corazón, cuando en la actualidad existe toda una nueva generación de votantes que a la hora de votar se guían por los sentimientos.

   Tras el encuentro con Zapatero, Edwards se disponía a entrevistarse con el presidente del Congreso, José Bono, y más tarde con el ministro de Asuntos Exteriores y de Cooperación, Miguel Angel Moratinos, y con el miembro de la Ejecutiva del PSOE Jesús Caldera --quien ha recibido el encargo de crear una fundación de pensamiento socialista-- y con quien intercambiará impresiones sobre la fundación de Edwards dedicada a la lucha contra la pobreza. Edwards tiene previsto ver también ver al secretario de Organización del PSOE, José Blanco.

   El lunes, Zapatero se reunirá previsiblemente con el gobernador de Nuevo México y también uno de los nombres que suenan como candidato a la vicepresidencia con Obama, Bill Richardson, quien será recibirá asimismo por Moratinos.