Un 18% de compradores de un vehículo usado ha tenido algún problema

Actualizado 17/05/2014 11:37:54 CET
Coches usados
Foto: EUROPA PRESS

PAMPLONA, 17 May. (EUROPA PRESS) -

   La Asociación de Consumidores de Navarra Irache ha advertido sobre los "riesgos" al comprar un coche de segunda mano y ha destacado que, según una encuesta, "un 18 por ciento de las personas que adquirieron un vehículo usado en los últimos cinco años han tenido algún problema con él, imprevistos que suelen suponer gastos añadidos para el comprador".

   Por ello, Irache, a través de una nota, ha recomendado "realizar una revisión independiente del turismo para confirmar su estado real antes de llevar a cabo una transacción de este tipo".

   Con la crisis económica, según la asociación, "la venta de coches de segunda mano se ha incrementado notablemente y actualmente se venden en España 2,3 coches de segunda mano por cada uno nuevo, cuando en 2007 esta proporción era del 1,3, según datos del RACC".

   Frecuentemente acuden a Irache personas que tras haber adquirido un vehículo de segunda mano, éste ha comenzado a presentar problemas mecánicos que, según dicen, se supone que no debería tener, ha explicado la asociación.

   Asimismo, ha indicado que el afectado entiende, en buena parte de los casos, que es el vendedor el que tiene que hacerse cargo de la reparación pertinente. Sin embargo, Irache ha afirmado que "no es sencillo hacer que este último responda por la avería, ya que no es extraño que niegue su responsabilidad y afirma que el daño se ha producido con posterioridad a la venta".

   Si la venta se ha realizado en un establecimiento, Irache ha señalado que la garantía es de dos años, aunque las partes pueden reducirla a un año, una práctica habitual. Eso sí, a partir del sexto mes será el consumidor el que tenga que demostrar que la avería se debía a un defecto del vehículo que ya existía en el momento de la compra, ha apuntado la asociación.

   En cuanto a las estafas conocidas por Irache, "una de las más habituales en estas ventas es trucar el cuentakilómetros para que parezca que el coche está menos desgastado y aumente su valor". La asociación ha recordado que "ya ha habido sentencias, también en Navarra, que han condenado al vendedor por esta cuestión".

   Según los últimos datos, entre un 5 y un 12 por ciento de los coches usados que se venden tienen el cuentakilómetros manipulado, ha advertido Irache, que ha añadido que se calcula que las manipulaciones podrían descontar entre 70.000 y 100.000 kilómetros, lo que puede suponer estafas de hasta 8.000 euros.