AIN culmina un proyecto que mejora la durabilidad de componentes de las cajas de cambios fabricadas por MIASA

Publicado 30/10/2018 19:19:58CET

PAMPLONA, 30 Oct. (EUROPA PRESS) -

La Asociación de la Industria Navarra (AIN) ha finalizado con éxito un proyecto que mejora la durabilidad de componentes de las cajas de cambios fabricadas por MIASA.

El trabajo se ha desarrollado conjuntamente con la Universidad Pública de Navarra y el resultado son unas horquillas para cajas de cambio, fabricadas por MIASA, con menor peso y una mayor resistencia al desgaste.

Según ha explicado AIN en una nota, este proyecto, que se inició en 2016 y ha finalizado recientemente, parte de una necesidad de la empresa navarra MIASA. El objeto del proyecto ha sido el estudio de mejora del proceso de fabricación de horquillas de cajas de cambios de vehículos, basados en aleaciones aluminio-silicio con altos contenidos en silicio.

En particular, se ha buscado la mejora de la resistencia al desgaste de estos componentes. Estas aleaciones Al-Si se utilizan, también, en otros elementos de automoción, como pistones o bloques motor, debido a su elevada dureza y resistencia al desgaste.

Desde la Asociación de la Industria Navarra se ha trabajado en dos líneas. La primera se ha centrado en el estudio del material utilizado por MIASA, analizando su microestructura y la relación entre los parámetros del proceso de inyección y posterior solidificación en las propiedades mecánicas del material. En segundo lugar, la investigación se ha dirigido a mejorar la durabilidad de los moldes de inyección mediante el desarrollo y aplicación de recubrimientos PVD con resistencia al desgaste a la alta temperatura.

Por otra parte, la colaboración entre MIASA y UPNA ha permitido mejorar el proceso utilizando estudio mediante elementos finitos y se han empleados técnicas termográficas para el control de proceso.

Como resultado final, se ha mejorado la robustez del proceso de fabricación, así como la calidad de las piezas obtenidas, asegurando la idoneidad de sus propiedades mecánicas y reduciendo la tasa de rechazo, ha explicado AIN. La combinación de técnicas de estudio mediante elementos finitos, termografía y análisis de materiales ha logrado reducir el peso de los elementos logrando un importante aumento en la vida de componentes.

Esta investigación se ha cofinanciado con fondos del Departamento de Desarrollo Económico del Gobierno de Navarra dentro de la convocatoria 'Proyectos de transferencia del conocimiento', que promueve la I+D aplicada en las empresas a través de la colaboración con centros tecnológicos y otros organismos de investigación.