El Ayuntamiento ha destinado ya 447.000 subvenciones para la rehabilitación energética de las casas del Soto de Lezkairu

Imagen de los edificios en Soto de Lezkairu.
AYUNTAMIENTO DE PAMPLONA
Publicado 14/11/2018 10:43:36CET

Gerencia y Comisión de Urbanismo han visitado también los trabajos realizados en la ladera, junto a las casas del Soto

PAMPLONA, 14 Nov. (EUROPA PRESS) -

La Gerencia y la Comisión de Urbanismo del Ayuntamiento de Pamplona han visitado este miércoles el barrio de Lezkairu para realizar un seguimiento de las obras de rehabilitación de las casas del Soto. El Ayuntamiento ha pagado ya 447.066,61 euros, un 46% de los 972.752,91 euros de las previsiones municipales de inversión en ayudas para mejoras de eficiencia energética o instalación de ascensores, entre otras actuaciones.

En 2015 se aprobó un convenio marco para la colaboración del Ayuntamiento, mediante la tramitación de ayudas municipales, con las actuaciones de rehabilitación promovidas por las comunidades de propietarios de edificios del Soto de Lezkairu, ha informado el Consistorio en una nota.

Los edificios que se incluyen en el convenio se construyeron entre finales de los años 50 y principios de los 60 en las calles Fuente de la Teja y Soto de Lezkairu. Son 96 viviendas que se agrupan en dos manzanas de planta baja más cuatro alturas, que mantienen un uso residencial en plantas elevadas y un uso comercial en los bajos.

Las viviendas se distribuyen en 11 portales y tienen una tipología prácticamente idéntica, con salón, cocina, baño y dos o tres dormitorios. Tienen una doble orientación, a la calle y a un patio interior de manzana o a fachada trasera en el caso del último bloque. Sus principales deficiencias tenían que ver con la falta de aislamiento de las fachadas y cubiertas, con una gran variedad de cierres de balcones y carpinterías y con la inexistencia de ascensores, excepto en un edificio, ha añadido el Ayuntamiento.

Las actuaciones previstas, y realizadas ya en algunos casos, se recogen en un anteproyecto previo aprobado por el Ayuntamiento que expone las necesidades de rehabilitación de todo el complejo residencial. Incluyen la mejora de la envolvente térmica de los edificios para dotarlos de las adecuadas condiciones de ahorro energético y de un adecuado tratamiento de la imagen urbana, actual e integrada con las edificaciones del entorno. En concreto, se trabaja en fachada en las cubiertas y en las carpinterías de los edificios.

También incluye la implantación de ascensores para la mejora de la accesibilidad. Por último, se adecuan las instalaciones comunes de los edificios, tales como electricidad, gas, telecomunicaciones... siempre que se realicen de manera conjunta con las actuaciones de envolvente térmica y accesibilidad.

El convenio tiene una vigencia de 5 años, hasta 2020, y recoge subvenciones de un 40% con un máximo de 48.000 euros por edificio para el aislamiento de la envolvente térmica; de un 25% hasta los 40.000 euros por edificio para mejorar sus condiciones de accesibilidad; y de hasta un 25% con límite de 12.000 euros por edificio para la adecuación funcional o estructural de los inmuebles.

Esas ayudas se conceden mediante subvención nominativa directa y se complementan con las ayudas de rehabilitación que otorga el Gobierno de Navarra. Por el momento, 4 de las 11 comunidades han concluido ya las obras, 3 están ejecutándolas, otras 3 han presentado proyecto y están tramitando licencias y ayudas, y hay 1 comunidad que todavía no ha presentado proyecto y se encuentra en fase de valoración para la contratación de arquitectos y obras.

VISITA A LA ACTUACIÓN EN LA LADERA

La Gerencia y la Comisión de Urbanismo han visitado también los trabajos realizados en la ladera junto a las casas del Soto de Lezkairu. Finalizaron el pasado mes de mayo, aunque en las últimas semanas se ha procedido a la siembra de la pradera que acoge las diferentes plantaciones de arbustos y arbolado previstas. Estos trabajos se corresponden con la 9ª fase de la urbanización de Lezkairu y culminan las actuaciones en esta zona sur de la ciudad.

Las obras de acondicionamiento de la ladera han consistido en la creación de dos caminos peatonales de hormigón para comunicar mejor sobre todo la parte alta de las casas y para integrar la zona en el nuevo desarrollo urbanístico. Además, se ha generado una zona de estancia y se ha dotado a esa parte del barrio de alumbrado público tipo led y de mobiliario urbano de acuerdo al proyecto redactado por los servicios técnicos de la Gerencia de Urbanismo.

El tratamiento vegetativo de la ladera se ha realizado mediante la plantación de arbustos en la zona limítrofe con la acera, plantación de nuevo arbolado y con la creación de una pradera de bajo mantenimiento. Se ha instalado, asimismo, riego por goteo en el arbolado y un sistema de recogida de pluviales mediante zanjas drenantes.

Se concibe el espacio verde como un 'jardín comestible' con 115 piezas arbóreas, con el objetivo de fomentar el uso de las plantas de frutos comestibles en el entorno urbano, además de generar una zona de belleza natural. Esas plantas y árboles que se han plantado son nogales, ciruelos, membrillos, granados, plataneros, higueras, avellanos, frambuesas, rosales silvestres o endrinos.

La inversión en esta actuación ha ascendido a 94.005,68 euros y la ha llevado a cabo la empresa Lacunza Hermanos S.L. La obra se ha desarrollado durante tres meses y se recibió el pasado mes de mayo.