El Ayuntamiento de Pamplona cederá el Chalet de Caparroso para la acogida de refugiados

Publicado 18/01/2019 13:32:43CET

PAMPLONA, 18 Ene. (EUROPA PRESS) -

El Ayuntamiento de Pamplona está ultimando un convenio con la Comisión Española de Ayuda al Refugiado (CEAR) para la cesión nuevos espacios y poder ampliar así la infraestructura de acogida de personas refugiadas y que soliciten asilo en la capital navarra.

El Consistorio concedió el uso de cuatro viviendas en el barrio de la Milagrosa a esta misma entidad a finales de 2017 y con el nuevo convenio de colaboración cederá también el Chalet de Caparroso. Asimismo, el texto del convenio prevé la posibilidad de otras cesiones puntuales para cubrir posibles repuntes puntuales de las peticiones de asilo.

El Consistorio ha recordado en una nota que en el pleno del 4 de julio de 2017 se acordó la cesión de cuatro viviendas en las que las personas solicitantes de protección internacional pudieran empadronarse para acceder a los servicios sociales municipales en igualdad de condiciones con el resto de la ciudadanía. Las cuatro viviendas están unidas entre sí de manera que conforman una vivienda comunitaria de 330,74 m2, con 16 habitaciones, una cocina y tres baños.

Ahora se uniría a este piso el inmueble municipal situado en el Camino de Molino de Caparroso número 4, conocido como Chalet de Caparroso, que ocupa una superficie de unos 100 m2 por planta y consta de bajo y dos pisos altos. Inicialmente fue la vivienda de los empleados de la sociedad 'El Irati' y el Consistorio lo adquirió en 1999.

El Ayuntamiento y CEAR ultiman una cesión gratuita que podría ser a cinco años prorrogables a cambio de que la entidad social asuma los costes del acondicionamiento del edificio y se haga cargo de los gastos de los suministros de agua, electricidad y calefacción, así como de la suscripción de un seguro de Responsabilidad Civil. Además, se haría cargo de los daños en las instalaciones que se pudieran ocasionar.

El borrador del contrato de cesión prevé, asimismo, que el Ayuntamiento podrá recuperar el inmueble cuando no se destine al fin para el que se haya cedido o no se esté siendo utilizado. Estará prohibido por último el arriendo o la cesión a otras entidades.

El Ayuntamiento de Pamplona ha destacado que esta actuación tiene el mismo objetivo que las llevadas a cabo para la incorporación social y laboral de las personas en situación de riesgo o exclusión, y para la concesión de viviendas a quienes se encuentren en situación de vulnerabilidad social, ya que se considera "primordial para abordar su inclusión social".

"Los servicios sociales contribuyen a través de este tipo de convenios a la cobertura de las necesidades básicas de las personas refugiadas residentes en las viviendas informando y gestionando las prestaciones sociales que puedan corresponderles, en igualdad de condiciones que el resto de la población, y facilitando el acceso a otros servicios municipales", ha resaltado el Consistorio.

De esta manera, la iniciativa "contribuye a mejorar la calidad de vida de las personas que se beneficien de la vivienda, ofreciendo una respuesta a sus necesidades pero al mismo tiempo mostrando a Pamplona como una ciudad responsable que contribuye a la defensa de los derechos humanos, la dignidad de las personas y al cumplimiento de la legalidad internacional", ha subrayado.

Además, ha incidido, responde a la "creciente sensibilidad social y solidaridad que ha mostrado su ciudadanía y sus movimientos sociales ante la crisis humanitaria de millones de personas que se han visto obligadas a abandonar su hogar".

La cesión de los nuevos espacios se realizaría a través de la Oficina de Vivienda creada en 2016, entre otras funciones, para atender específicamente a familias en situación de emergencia habitacional.