Publicado 12/08/2022 16:55

Los centros docentes de enseñanzas no universitarias de Navarra inician este curso un proceso de autoevaluación

Se trata de un nuevo sistema común establecido por el departamento de Educación para "mejorar la calidad" de la enseñanza

PAMPLONA, 12 Ago. (EUROPA PRESS) -

Los centros de enseñanzas no universitarias de Navarra, tanto públicos como concertados, inician este próximo curso un proceso de autoevaluación organizativa interna común para todos ellos, establecido por primera vez por el departamento de Educación del Ejecutivo foral para "mejorar la calidad de la enseñanza".

Según han informado desde el Gobierno de Navarra en nota de prensa, este nuevo proceso se desarrollará en tres fases a lo largo de los próximos cursos: la primera de ellas es esta autoevaluación organizativa interna, que irá seguida de la autoevaluación del profesorado y la práctica docente, y concluirá con la evaluación del Servicio de Inspección.

Los centros ya eran conocedores de que se implantaría este sistema, por lo que han podido ir trabajando en la materia. Estas y otras características se recogen en una resolucióndel director general de Educación, publicada en el Boletín Oficial de Navarra de este jueves 11 de agosto.

Supone el desarrollo de la Orden Foral45/2022, de 10 de junio, del consejero de Educación, norma que establece primera vez unos indicadores definidos para la evaluación.

En este sentido, cabe destacar que uno de los objetivos del Departamento de Educación desde el inicio de la presente legislatura, anunciados en aquel momento por el consejero Carlos Gimeno, era precisamente desarrollar estos procesos de evaluación, que suponen un nuevo sistema común dentro del marco normativo, en línea con la LOMLOE (Ley Orgánica de Modificación de la LOE).

MEJORA DE LA CALIDAD, EQUIDAD E INCLUSIÓN

Según se recoge en la resolución publicada esta semana, su finalidad es la "revitalización y la renovación permanente" de los centros educativos no universitarios, que contribuya a la mejora de la calidad, equidad e inclusión de la educación.

Los objetivos generales específicos que persigue la evaluación se centran en "contribuir a la mejora de la calidad, la equidad y la inclusión de los centros docentes de Navarra; orientar sus proyectos, programas y planes educativos; aumentar la transparencia y eficacia de su funcionamiento; y ofrecer información sobre el grado de cumplimento de los objetivos y actividades planteadas en los planes de mejora y otros planes plurianuales de los centros".

Para ello, el texto desarrolla un nuevo marco para "reorganizar y mejorar" la dirección y la planificación educativa, e impulsar la participación del profesorado y el trabajo en equipo.

Esta evaluación cuenta con las siguientes características comunes: establece estándares de desempeño e indicadores que permiten una evaluación rigurosa y fundamentada (identifica los aspectos clave de desarrollo); fija escalas y métricas de evaluación, distinguiendo distintos niveles de rendimiento en el desempeño; alinea metas individuales y colectivas; mide los resultados; promueve el compromiso y la responsabilidad de todos los agentes; efectúa el monitoreo del progreso en el tiempo del desarrollo de los planes y programas, y del logro de las metas propuestas; y descarta cualquier tipo de ranking o prelación de centros.

Más información